Proyecto de vida

La maestra Marian: ayuda sensibilizando las capacidades

Actualmente atiende a 57 alumnos y 107 padres de familia, proporcionando programas educativos, de rehabilitación y de salud.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Desde que llegó a Yucatán en los 90's, la maestra María Joanna Hijlkema ha trabajado para brindar educación y salud a niños con discapacidad. (Milenio Novedades)

Desde que llegó a Yucatán en los 90's, la maestra María Joanna Hijlkema ha trabajado para brindar educación y salud a niños con discapacidad. (Milenio Novedades)

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- “Ayudar inspira”, es la máxima del trabajo humano y profesional que ofrece la maestra María Joanna Hijlkema, directora y fundadora de la organización SOLYLUNA AC., la cual apoya a niños y jóvenes con múltiples discapacidades, cuyas familias cuentan con recursos económicos limitados para su atención.

En la década de los 90 vino desde su natal Holanda pensando que sería una visita temporal y luego de ver este tipo de necesidad, su estadía se volvió en residencia permanente y en su proyecto de vida.

Mejor conocida como Marian, logra conjugar voluntades de personas de diferentes perfiles y nacionalidades por el mismo objetivo y actualmente atiende a 57 alumnos y 107 padres de familia, proporcionando programas educativos, de rehabilitación y de salud.

Para la ejecución de los programas cuenta con un equipo de maestros de Educación Especial, terapeutas de rehabilitación, psicólogos y un grupo interdisciplinario de especialistas en el área de salud que prestan sus servicios de forma gratuita a la institución. Asimismo, participan personas voluntarias y reciben a gente de instituciones educativas que realizan su servicio social o prácticas profesionales en la organización. 


La semilla de la solidaridad

Crecer en una familia numerosa y con un hermano con múltiples discapacidades, sensibilizó a  la maestra desde temprana edad sobre la importancia y derechos de las personas sin importar su condición. El tema para ella siempre fue cercano y cuando llegó a Yucatán con esa mirada observó las carencias que tenían niños y jóvenes, y se planteó el reto de hacer algo, porque la intención no es suficiente si no está acompañada de una acción. Sin tener algún contacto, tocó puertas hasta realizar su proyecto.

Además, inspirada por la solidaridad, en 1997 presentó sus planes a un grupo de amigos quienes decidieron constituir la organización “Solyluna, StichtingOogvoorKinderen”, en Amsterdam, Holanda, con la finalidad de obtener fondos y apoyos diversos para lograr el sueño de Marian en México.

En Mérida surgió SOLYLUNA AC., un año después, con el objetivo de desarrollar un concepto alternativo de atención integral a los niños y niñas con discapacidad intelectual y/o motora severas, sobre todo, aquéllos pertenecientes a los sectores socio-económicos más desprotegidos de nuestra comunidad. 

La primera sede inició operaciones en 1999 con cuatro niños y cuatro personas trabajando de tiempo completo. En el 2007 egresa la primera generación de jóvenes, quienes terminaron su primera fase de formación y Marian logró consolidar el proyecto de un nuevo centro para atender las necesidades de rehabilitación de los niños de 12 años en adelante. Actualmente brindan el servicio en dos sedes.

Sumar fuerzas

Con el tiempo y los resultados probados, SOLYLUNA sumó fuerzas, tanto con organizaciones del extranjero como de Yucatán, donde instituciones del sector público, la sociedad y la iniciativa privada han aportado para que la atención continúe. Es así como universidades de Estados Unidos colaboran en los programas con grupos de voluntarios, todo a favor de mejorar la calidad de vida de niñas, niños y jóvenes con múltiples discapacidades, así como orientar y a los padres de familia para estimular un desarrollo integral por medio de una atención personalizada, fomentando así su inclusión en la familia, la escuela y la sociedad.

Además cuenta con la participación de voluntarios extranjeros, quienes comparten, llevan y traen conocimientos a través de talleres y cursos.

El financiamiento se ha venido realizando por medio de la recaudación de fondos a través de apoyos de instituciones públicas, de proyectos, de empresas o personas privadas, así como por medio de la realización de actividades públicas.  

De acuerdo a Marian, el plan a futuro es la apertura de una tercera sede para la formación de habilidades para la vida y terapia ocupacional dirigida a los adultos con discapacidades.

En sus modelos de acción involucran a la familia para que aprendan sobre el cuidado específico de la discapacidad de sus hijos, la alimentación y la salud bucal, con acento en el tema de la higiene, aprender a deglutir y masticar, para que se nutran mejor y puedan responder de manera favorable en las terapias de lenguaje. 

“Cualquier trabajo que hace uno por las personas, te inspiran, sus familias, los niños, como me inspiró mi hermano. Con ellos uno abre los ojos a otros mundos, festejamos cosas que para otros son insignificantes, son grandes maestros del amor incondicional y ellos son perfectos, porque su misión es iluminar a otros con sus historias y fortaleza”, reflexionó. 

Perfil

  • María  Joanna Hijlkema nació en Holanda el 10 de marzo de 1940.
  • SOLYLUNA AC es donataria autorizada.
  • Actualmente trabajan 15 personas para la atención de los niños y jóvenes.
  • La asociación recibe  colaboración con Universidades de Estados Unidos.
  • Para quienes deseen apoyar en tiempo y de manera económica pueden consultar su sitio: www.solyluna.org.mx 

 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.