26 de Mayo de 2017

Yucatán

Legado de amor por el arte y la cultura

Con el objetivo de preservar el patrimonio cultural, Elva Villarreal de García Ponce ha creado proyectos de rescate

La labor de Elva Villarreal de García Ponce comenzó hace 25 años. (César González/SIPSE)
Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Preservar el patrimonio cultural que albergan los edificios históricos como testigos de un tiempo, son la principal preocupación de Elva Villarreal de García Ponce, presidenta y fundadora del Consejo Estatal Yucatán de la fundación Adopte una obra de arte, con la cual ha encabezado proyectos de rescate de retablos y recintos religiosos de 12 puntos del Estado, entre comisarías y cabeceras municipales.

Su labor comenzó hace 25 años, siendo la primera vez que se involucraba en una iniciativa de esta naturaleza, que se convirtió en su proyecto de vida y con el cual ha dejado huella en la entidad gracias al apoyo de un equipo de restauradores, encabezados por Fernando Garcés Fierros, del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

“Adopte una obra de arte” Yucatán es una organización no lucrativa que ayuda a preservar el patrimonio cultural del Estado, trabaja en coordinación con el consejo nacional de esta organización con presencia en 23 estados de la República. 

El trabajo se enfoca principalmente en los monumentos y bienes culturales muebles de la época virreinal, del México independiente y contemporáneo. Entre éstos, principalmente las iglesias, conventos, pinturas, retablos y esculturas.

De la misma forma que su consejo nacional, opera en el formato de “Padres Adoptivos”, para que cada participante sepa en qué obra se invierte su aportación y con el reconocimiento público ellos forman un vínculo afectivo hacia el patrimonio restaurado para despertar su interés en nuevos proyectos.

Junto con los gobiernos federal, estatal, municipal, el INAH y los “Padres Adoptivos”, la organización ha consolidado un gran equipo que lleva a buen término los proyectos.

De la amistad nació el amor… por el patrimonio

En entrevista en su estudio, engalanado por cuadros de Fernando García Ponce, Elva recuerda sus inicios en estos menesteres, los cuales comenzaron por una predisposición por la preservación que desarrolló gracias a sus amistades. 

“En esa época yo vivía en la Ciudad de México, Beatriz Sánchez Navarro de Pintado fue nombrada presidenta en un programa de restauración en una iglesia en el Estado de México, y nos invitó a la sociedad civil para ser bienhechores de ese proyecto, para beneficio del templo, y de ahí nació la idea de replicar esta labor en la República Mexicana, ella con el apoyo de la esposa de Carlos Salinas de Gortari (Ana Paula Gerard) a quien le gustó la idea y buscó entre sus amigas personas que pudieran hacerse cargo en los estados y me propuso ser la encargada del capítulo Yucatán, desde entonces soy Presidenta del Consejo Estatal y tengo 25 años trabajando”, abundó.

Apuntó que este es el primer proyecto de restauración de estas dimensiones que se inició en México. En Yucatán se realiza una labor con organizaciones de la sociedad civil del estado, del extranjero y a través del Fondo de Apoyo a Comunidades para la Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos de Propiedad Federal (FOREMOBA), de esta manera personas físicas y morales han aportado como “Padres Adoptivos”.

Dan nueva vida con las restauraciones 

“Hemos restaurado tesoros yucatecos que encontramos en estados terribles y el maestro Fernando Garcés es el restaurador oficial que ha logrado con su equipo devolverles la belleza y la majestuosidad de sus mejores años. Por ejemplo, en Tabi, Sotuta, la iglesia del siglo XVI estaba destruida y prácticamente la hicimos de nuevo”, explicó.

La primera obra fue en 1992, con la restauración del retablo principal de la iglesia de Nuestra Señora de Izamal; al año siguiente en Mérida han dejado huella con los monumentos de Paseo de Montejo, la Capilla de Nuestra Señora de la Candelaria, la iglesia de la Tercera Orden, fachadas y cuadros religiosos. También destacan trabajos en Maní, Maxcanú, Tizimín, Cholul (Mérida), Kanxoc (Valladolid), Ticuch (Oxkutzcab) y Dzidzantún.  El más reciente trabajo tuvo lugar en tres etapas, del  2008–2014, en la iglesia de Santa Isabel de Ticuh, Oxkutzcab.

“Estos 25 años de servicio me han enriquecido muchísimo, es emocionante, te involucras en las labores que a veces tardan años y voy a visitar la obra constantemente. Antes de esto, no me dedicaba a nada sobre el tema, pero aunque no tengo estudios de restauración, lo que sí tenía era voluntad, ya que así como las que iniciaron, antes me dedicaba a la familia. Ahora después de este tiempo, no es fácil encontrar un remplazo, por el gran trabajo, porque no nos limitados a Mérida sino trabajamos en el interior del estado. Desde hace unos años ha colaborado el gobierno, antes sólo la sociedad civil”, abundó.

Perfil y trayectoria
  • Elva Villarreal de García Ponce, presidenta de la Fundación “Adopte una obra de arte” A.C., por su labor a favor del patrimonio recibió un reconocimiento de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias de Yucatán (Ammeyuc). 
  • El siguiente proyecto de la organización es restaurar por segunda ocasión la iglesia de la Tercera Orden, la cual intervinieron en 1995.
  • Su legado de amor por el arte también lo ejerce su hija, Elba García Villarreal, directora del Museo de Arte Contemporáneo “Fernando García Ponce – Macay”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios