22 de Agosto de 2017

Yucatán

Ser voceador, una valiosa forma de vida

Don José Asunción May May: un representante de este oficio debe ser amable.

Don Pepe es el miembro más antiguo de la Unión Sindical de Voceadores de Periódicos y Similares de Estado de Yucatán. (Christian Ayala/SIPSE)
Don Pepe es el miembro más antiguo de la Unión Sindical de Voceadores de Periódicos y Similares de Estado de Yucatán. (Christian Ayala/SIPSE)
Compartir en Facebook Ser voceador, una valiosa forma de vidaCompartir en Twiiter Ser voceador, una valiosa forma de vida
Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Don José Asunción May May ha dedicado más de 60 años a compartir las noticias a través de su oficio de voceador, para el cual considera debe tener vocación para dejar en casa los problemas y atender con una sonrisa a todos los clientes.

En entrevista, el experimentado voceador compartió experiencias, anécdotas de su labor y su visión de este trabajo reconocido por la sociedad. Don Pepe es el miembro más antiguo de la Unión Sindical de Voceadores de Periódicos y Similares de Estado de Yucatán, dirigida por su hijo Angel Ricardo May Sosa.

A los ocho años comenzó su historia, trabajando con su madre; primero se colocaron en un puesto en la calle 54 y desde hace varias décadas se encuentra en la calle 67 del Centro Histórico. Su oficio le ha regalado años de experiencia e información, así como agradecimiento porque gracias a su tarea de voceador logró sacar adelante a su familia y contar ahora con seis hijos con carreras profesionales; uno de ellos, siguió sus pasos y ahora es líder de la agrupación a la que pertenece y también fue secretario general.

José May recordó que en su infancia practicó el pregón de las noticias

José May, abuelo de 18 nietos, platicó que gracias a este trabajo no tuvo problemas para atender a su familia  y hacer crecer su negocio. Además, esto fue posible por la valiosa ayuda de su esposa, Enedina Sosa Chacón, quien hasta la fecha lo apoya atendiendo el puesto, ubicado en la calle 67 con 58, desde hace 40 años.

“Un buen voceador debe ser amable porque los problemas de la casa se deben quedar allá; aquí hay que tratar bien a la gente, pues eso ayuda a tener muchos clientes pero sobre todo tener muchos amigos”, comentó.

Recordó que en su infancia practicó el pregón de las noticias, para lo cual leían muy temprano las notas para identificar la principal y anunciarla en voz alta ante los marchantes. De esta manera captaban la atención y vendían más ejemplares.

“Las noticias más vendidas hasta el momento en mi puesto fueron cuando se murió Pedro Infante y cuando falleció Kennedy, la gente compraba el periódico porque era el principal medio de comunicación. Por eso el trabajo del voceador se diversificó, ahora también vendemos revistas de todo tipo de contenidos”, opinó.

Destacó que de la generación de voceadores fundadores de la unión sólo él queda; tuvo la experiencia de ser secretario y ahora su hijo sigue sus pasos por ser líder de la agrupación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios