Miércoles, 7 de Diciembre del 2016

Aumentan muerte de jóvenes en Yucatán por infarto cardíaco

Afecta cada vez más a personas menores de 45 años. Obesidad, tabaquismo y enfermedades crónicas, las causas principales.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
La obesidad está entre las causas de los males cardíacos. Cada año fallecen más de 17 millones de personas en el mundo por este mal. (Milenio Novedades)

La obesidad está entre las causas de los males cardíacos. Cada año fallecen más de 17 millones de personas en el mundo por este mal. (Milenio Novedades)

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Las enfermedades cardiovasculares son ya una epidemia, pues cada año fallecen más de 17 millones de personas en el mundo por alguno de estos padecimientos ligados a factores de riesgo prevenibles como la obesidad y el tabaquismo, haciéndola la principal causa de muerte en el mundo. 

De acuerdo con el IMSS, en Yucatán el infarto cardiaco es una de las primeras causas de muerte en la población y en los últimos años ha impactado con mayor agresividad a personas menores de 45 años de edad. 

En 2015, la Unidad de Medicina de Alta Especialidad del IMSS atendió 50 casos de infarto agudo al miocardio y en el presente año ha atendido 40.

De acuerdo con información generada por el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud federal, hasta el 17 de abril, se han registrado 809 casos de enfermedad isquémica del corazón, que se produce cuando se reduce el flujo sanguíneo al músculo cardíaco por un bloqueo parcial o completo de las arterias de que suministran sangre a se órgano.


La obstrucción súbita y severa de una arteria coronaria puede conducir a un infarto.

En 2015, el registro en la entidad de este padecimiento fue de mil 013 casos.

“Lo mejor que se puede hacer en caso de un ataque al corazón es la búsqueda inmediata de asistencia médica. El punto más importante en los infartos al miocardio es poder detectar los signos y síntomas, entre los cuales se incluyen: dolor en el pecho, generalmente en la mitad izquierda; dolor en el hombro y brazo de lado izquierdo, sudoración y escalofríos, pérdida del aliento o dificultad para respirar; así como palpitaciones y aceleración del pulso”, explicó Jorge Martínez Torres, titular de Prestaciones Médicas del IMSS en Yucatán.

El Instituto Mexicano del Seguro Social cuenta con el programa “Código Infarto”, que garantiza el diagnóstico y tratamiento del paciente ingresado al servicio de urgencias por infarto agudo de miocardio, a fin de que reciba atención inmediata para abrir las arterias bloqueadas y restablecer el flujo sanguíneo en los primeros 90 minutos.

México, primero
  • México es el país con mayor mortalidad por infarto de corazón, con una incidencia de 27.2 por ciento por cada 100 mil habitantes, encima de la media mundial que es de 7.9 por ciento.
¿Cuáles son las principales enfermedades cardiovasculares?

Estos son los trastornos del corazón y los vasos sanguíneos, y según la OMS incluyen:

  • Las enfermedades cerebrovasculares: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
  • Las arteriopatías periféricas: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • La cardiopatía reumática: lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos.
  • Las cardiopatías congénitas: malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.
  • Las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares: coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.
  • Los ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro.

Tendencia

Las cifras más recientes de la OMS datan de 2008, año en el que murieron 17.3 millones de personas por infarto, es decir, el 30 por ciento de los fallecimientos totales en el mundo, de los cuales, el 80 por ciento se dio en países con ingresos bajos y medios, y tanto hombres como mujeres se vieron afectados por igual.

Para México, un país líder en obesidad, los números son igual de desalentadores, pues estos padecimientos están ligados al sobrepeso, el tabaquismo, la diabetes y el alcoholismo, dependencia que afecta a más de cuatro millones de habitantes, de acuerdo con la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic).

Se  espera que para el año 2020 la mitad de las muertes en este territorio estén derivadas de una cardiopatía.

En 2012 se registró la muerte de 283 mil 732 mexicanos por enfermedades cardiovasculares, de las cuales 74 mil 57 fueron por cardiopatías isquémicas. 

Estrés, obesidad y dieta golpean al corazón 

Por otro lado, ante el crecimiento industrial y económico que ha tenido el Estado en los últimos años, se han incrementado también el estrés en la vida diaria y por ende, hoy en día se están dando más casos de personas jóvenes que sufren infartos.

“Lamentablemente, los que estamos viendo en los últimos años es que más pacientes jóvenes se están infartando, esto además del estrés de la vida actual se debe al sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo y las enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión, mal controladas”, señaló Miguel Santaularia Thomas, presidente de la Sociedad Yucateca de Cardiología.

El especialista explicó que menos del 50 por ciento de la población que padece diabetes e hipertensión no mantiene un buen control de estas enfermedades. Esta condición, a la larga, indicó, produce daños en las paredes de las arterias (endotelio), lo que produce infartos.

Se considera a los estados al norte y centro del país, los de mayor incidencia de infartos, que es un mal relacionado también con el estrés que se vive en las grande urbes, sin embargo Yucatán va registrado cada vez más eventos de este tipo.

“La dieta de los yucatecos, que es muy rica en grasas, no es la adecuada porque no se incluyen las porciones de fruta y verdura recomendadas. No se consume agua y si muchos refrescos. Todo eso a la larga va a favorecer que cada vez haya pacientes más jóvenes que sufran infartos”, mencionó el cardiólogo.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.