Martes, 27 de Septiembre del 2016

Fue 'don de Dios' convivir con Teresa de Calcuta: Berlie Belaunzarán

El Arzobispo Emérito de Yucatán señala que la ahora santa sobresalía por su humildad, sencillez, pobreza y respeto a la vida.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El Arzobispo Emérito narró algunas anécdotas con la ahora santa Madre Teresa de Calcuta. (Milenio Novedades)

El Arzobispo Emérito narró algunas anécdotas con la ahora santa Madre Teresa de Calcuta. (Milenio Novedades)

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Como un “gran don de Dios” calificó el Arzobispo Emérito Emilio Carlos Berlie Belauzarán el haber, no sólo conocido, sino también tratado a Santa Teresa de Calcuta, a quien describe como  una mujer que sobresalía por su humildad, sencillez y pobreza, así como su respeto a la vida comunitaria, amor a la eucaristía y entrega a la oración.

En conferencia de prensa en el Centro Comunitario de la Parroquia de Itzimná,  a dos días de que el templo que lleva su nombre sea erigido como parroquia Santa Teresa de Calcuta,  en Ciudad Caucel, el prelado recordó varios momentos importantes que le tocó vivir con la ahora santa cuando fue obispo de la diócesis de Tijuana.

De hecho, precisamente por su cercanía con la santa, Mons. Berlie Belauzarán ofició una de las tres misas celebradas en vísperas de su canonización en Roma, el  pasado viernes 2. Una fue en italiano, otra en inglés y una última en español, que fue la que él celebró, en el templo de Santa Anastasia, a las 10:30 horas.

“Tuve el privilegio de conocer a la Madre Teresa de Calcuta desde 1986 cuando fui Obispo de Tijuana, del 25 de julio de 1983 al 15 de  marzo de 1995. En esos años tuvimos la bendición de la fundación de cinco casas de sus religiosas Misioneras de la Caridad, cuatro de vida activa y una de vida contemplativa, además de la Casa Fundación o casa madre de los sacerdotes Misioneros de la Caridad”, indicó.


Monseñor Berlie consideró que la Madre Teresa de Calcuta fue una persona excepcional por su capacidad de comunicar su carisma a más de cuatro mil integrantes de su instituto Misioneras de la Caridad y por haber logrado 627 casas en 131 países.

“Lo que conocí de ella es que fue una mujer consagrada, totalmente entregada a Dios, que buscó cumplir sólo su voluntad, y a través de todas sus fundaciones y anhelando saciar la sed de Dios. Siempre vivió pobre y preocupada por los más pobres de entre los pobres”, destacó.

Entre otras vivencias y anécdotas que vivió con la Santa Teresa de Calcuta, el Arzobispo Emérito mencionó que cuando se construyó la primera casa en Tijuana, a los arquitectos les sorprendió que no requerían regaderas, pues su aseo lo hacía con un balde de agua y jícaras, la supresión de los espejos y no aceptar lavadoras, pues todo lo lavaba a mano. En vez de maletas utilizaban cajas de cartón.

La Madre Teresa viajaba con un pequeño bolso de manta con asas de madera con sólo lo esencial, y en una ocasión cuando viajó al lado de ella hacia Nueva York le mostró una carta de la aerolínea Pan American, donde decía “es un honor para esta compañía de aviación que la Madre Teresa de Calcuta viaje con nosotros, de tal manera que siempre podrá hacerlo gratis donde quiera que vaya”.

Cuatro misterios

Siempre rezaba el rosario cuando la trasladaban de un lugar a otro, de tal manera que cuando una vez le pidieron su opinión acerca de la distancia entre las casas de las religiosas y la de los padres respondió: “me agrada porque son cuatro misterios del rosario”.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.