Yucatán: Construyen casas bajo torres de alta tensión

La corrupción permite que constructores invadan terrenos de la CFE.

ENVÍA
Las construcciones en áreas de la CFE continúan. (José Acosta/SIPSE)

Las construcciones en áreas de la CFE continúan. (José Acosta/SIPSE)

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Sin permisos y con contubernios que evidencian la protección de funcionarios públicos son “invadidos”  terrenos de la Comisión  Federal de Electricidad (CFE), tanto  en la ciudad de Mérida, como en su  periferia; junto a los postes de alta  tensión se construyen residencias  que incluso tienen servicios de  energía eléctrica, aunque, por su ubicación, no deben recibirla.

Esta “invasión” ocurre aprovechando las lagunas legales y la lenta  actuación de las autoridades de los diferentes niveles de Gobierno involucradas en el tema. La  situación podría incluso frenar  o modificar las futuras obras de  conectividad carretera.

Sobre el tema, el director de  Desarrollo Urbano de Mérida,  Federico José Sauri Molina, aseguró que no se otorgan permisospara construir en terrenos que  pertenecen a la CFE; mientras que  el superintendente Zona Mérida  de la Comisión Federal de Electricidad, Arturo Escorza Sánchez,  afirma que las viviendas edificadas  irregularmente en esas áreas no  deben recibir el servicio de energía.

MILENIO NOVEDADES informó  en su oportunidad que en Mérida,  en la confusión de la propiedad de  tierra, una mujer que presuntamente iba a construir un consultorio  médico bardeó “su terreno” en  los límites de la colonia Emiliano  Zapata Oriente con el fraccionamiento Polígono 108 e incluyó en  su propiedad un poste de la CFE.

Este problema motivó la inconformidad de los vecinos, ya que  suponían que esos terrenos eran  del municipio y de la CFE, luego  de que les expropiaran parte de su  propiedad para hacer la conexión  aérea, pero el caso no se resolvió a  su favor, ni de la autoridadAunque no son los únicos problemas de la paraestatal, ya que  áreas de su propiedad delimitadas  para servicios son “invadidas” por  particulares que han edificado  viviendas que, incluso, han incluido como parte de su predio  una torre de alta tensión.

Este problema es más evidente  en un desarrollo habitacional  en el norte de Mérida, poco después del periférico, sobre la calle  22 en el cruce entre la 7 y 7-A  de la comisaría de Santa Gertrudis Copó, donde desde 2009,  aproximadamente, se edificó una residencia presuntamente  propiedad del diputado local y  líder del sindicato de Salud, Alvar  Iván Rubio Rodríguez, quien al ser  cuestionado sólo respondió que  se consulte la información en el  Registro Público de la Propiedad;  cabe recordar que ese terreno es  de la CFE.

La vivienda se ubica entre las  torres de alta tensión de 115 mil  voltios que cruzan esa parte de la  ciudad, y sólo dejaron un espacio  mínimo entre la zapata de la torre  y la barda perimetral del predio.

El superintendente Escorza  Sánchez dijo que por una mala  interpretación de la ley es, hasta  cierto punto común, que algunas  personas construyan en los terrenos  que pertenecen a la paraestatal, la  cual, cuando detecta estos casos,  inicia el procedimiento adecuado  para recuperarlos.

Además, por política de la empresa,  no les pueden abastecer del servicio  de energía eléctrica a quienes se  han establecido ilegalmente en  los terrenos federales.

El delegado de la Procuraduría  Agraria en Yucatán, Jacinto Sosa  Novelo, comentó que algunas  personas tienden a interpretar  a conveniencia la ley, pero se  deben respetar los límites de la  infraestructura de la CFE.

Explicó que cuando vencen los  convenios de la paraestatal con los  ejidos por los terrenos que ocupa,  tiene prioridad en la adquisición,  o bien es obligada a pagar a los  ejidatarios lo correspondiente por  la superficie que ocupa.

Lotifican terrenos en zona de peligro

Para el comisario ejidal  de Santa Gertrudis Copó,  Juan de Dios Cab Cocom,  la “invasión” de terrenos de la  CFE es resultado de la falta de  espacios para vivir, pues ya no  tienen terrenos qué vender.

En entrevista, indicó que lo  único que les queda son los terrenos ubicados bajo las torres  de alta tensión de la Comisión  Federal de Electricidad (CFE),  sobre los cuales tienen derecho  de uso común.

Precisó que a las personas se les permite cultivar plantas que  no puedan alcanzar las líneas  de alta tensión, como el maíz y  la calabaza; aunque reconoció  que no todos respetan ese tipo  de uso.

Debido a que son las únicas  áreas que tienen, incluso las han  “lotificado” para proporcionarlas  a quienes la soliciten, pero sólo  se usan para sembrar, aunque  no son responsables si alguno  decide construir una vivienda en  esos terrenos, porque conocen  el riesgo de estar debajo de las  torres de energía.

Admitió que algunas personas  cometen esas irregularidades, pues  piden el terreno para sembrar y  luego construyen su casa. “Les  decimos que no lo hagan, que  no es bueno, ya que les puede dar  cáncer o estarían en riesgo ante  la ruptura de un cable de energía,  pero no todos hacen caso”, dijo.

“Quien construye sabe el proEdificio junto a torre de la CFE. blema en el que se mete”, aseguró. Cab Cocom comentó que los  espacios en esa zona son de alta  plusvalía, pero ya no quedan terrenos en el ejido, así que es común  que alguna persona intente vender  áreas que no les corresponde.

Como ejemplo, citó el caso  de un hombre que adquirió  un terreno al ejido, pero sólo  pago un anticipo y no liquidó;  sin embargo, no sólo intentó  quedarse con la propiedad, sino  que además le pidió dinero a  otras personas a las cuales “les  ayudó con los trámites”.

Este es el caso de Iván Tenorio  González, que en 2011 adquirió un  terreno valuado en 60 mil pesos,  a pagar en mensualidades, pero  sólo cubrió una tercera parte, 20  mil pesos.

Sin permiso para edificar en áreas de paraestatal

 

Las torres de alta tensión tienen  un derecho de vía que se debe  respetar, por lo que no se  otorgan permisos de construcción  de ningún tipo en los terrenos  que corresponden a la CFE, ya  que esas áreas se quedan para  conservación y mantenimiento  de la infraestructura, además del  riesgo que representa edificar en  esa zona, señaló el director de  Desarrollo Urbano de Mérida,  Federico José Sauri Molina.

En entrevista, el funcionario  municipal señaló que, incluso, se  establece en la Ley Federal y en el  Diario Oficial que el derecho de vía  comprende 20 metros del eje de  la torre y 10 a los lados, deben ser  30 metros en los que no se puede  autorizar construcción para que  la CFE pueda ingresar y realizar  su trabajo.

Por lo anterior, dijo, no se pueden  otorgar permisos de construcción  en esas zonas, que por lo general  son “invadidas”.

Indicó que el crecimiento de  Mérida y la falta de espacios han  sido pretextos de algunos para vivir  esas áreas federales, pero ante la  ilegalidad de la construcción deberán  afrontar las consecuencias cuando  la autoridad correspondiente exija  su espacio.

Sauri Molina comentó que cuando  algún constructor adquiere terrenos  en los cuales cruzan la líneas de alta  tensión, debe diseñar espacios para  no afectarlos, un claro ejemplo es  el fraccionamiento Caucel, donde  incluso hay una subestación y las  torres de ubican en amplios espacios  de avenidas y camellones, lo que  permite dejar libre la zona en la  cual deba trabajar la paraestatal.

“Los derechos de vía existen  dentro y fuera de la ciudad, es  una realidad, y por eso, ante el  desarrollo de cualquier proyecto,  se analizan las posible soluciones”,  explicó.

Citó como ejemplo la construcción de la Macroplaza, en el oriente  de la ciudad, la cual se ubica justo  debajo del cruce de líneas en la  torres de alta tensión; para salvar  ese inconveniente se acordó bajar  y meter las líneas, y con el acuerdo  de todos los involucrados se logró.

El funcionario municipal aseguró que cuando alguna persona  acude a solicitar un permiso de  construcción en ese tipo de áreas,  no se le otorga, y hasta puede ser  sancionado, según las anomalías  que cometa. 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.

1 COMENTARIO

Fer Torres via Facebook

Siempre han construido la personas debajo de la líneas de alta tensión.

El ancho del derecho de vía es su protección un corto circuito o desprendimiento de línea viva.

Pero también se supone que los dueños de las parcelas no pueden cultivar árboles mayores a los 3 metros en esas zona y sin embargo lo hacen.

Responder a este comentario0 | 0