Miedo invade a empleados de Palacio Municipal: no para de caerse

Los trabajadores temen que la estructura se venga bajo; las obras no han frenado el deterioro.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
A pesar de las reparaciones, el techo del Palacio Municipal de Progreso se sigue cayendo a pedazos. Los trabajadores tienen miedo de que la estructura se venga abajo. (Gerardo Keb/SIPSE)

A pesar de las reparaciones, el techo del Palacio Municipal de Progreso se sigue cayendo a pedazos. Los trabajadores tienen miedo de que la estructura se venga abajo. (Gerardo Keb/SIPSE)

Gerardo Keb/SIPSE
PROGRESO, Yuc.- Derrumbes de diversas dimensiones se han registrado en diferentes áreas del Palacio Municipal de Progreso, lo cual ha despertado el temor de la gente ante la posibilidad que el  techo superior del edificio se venga abajo.

Personal del Ayuntamiento y la ciudadanía en general, se encuentran en peligro dentro de la sede gubernamental de este puerto, luego de que el techo superior del edificio mostrara señales de debilitamiento, como lo evidenció el derrumbe ocurrido hace algunas semanas en el ala izquierda.

Esta semana, durante los trabajos de reparación del ala izquierda, hubo derrumbes en zonas del ala derecha del lugar, así como en el área de la escalera principal, sala “Juárez”.

También hubo cuarteaduras en la sala de espera de Presidencia municipal, lo que refuerza la idea de que hay un debilitamiento paulatino del techo de la estructura, en parte no sólo por los años sino por el peso adicional que tiene porque soporta la torre del reloj. 


Los empleados de la sede del gobierno municipal acuden, según dicen, a trabajar con el temor de que en cualquier momento pueda ocurrir otro derrumbe similar al que ya se suscitó semanas atrás, en donde trabajadores del área de Comunicación Social, resintieron la caída de pedazdos del techo, literalmente sobre ellos.

El riesgo en el lugar es latente y cada vez más evidente a simple vista, por lo que posiblemente los trabajos que se tenga que llevar cabo en el sitio para restaurar el edificio requieran ser más intensivos de lo que se tenía pensado.

Los empleados piden que no sólo se aceleren las obras sino que se empiece a reforzar toda la estructura, antes de que ocurran  más derrumbes que pongan en riesgo la integridad física de tanto de empleados como de ciudadanos.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.