Martes, 27 de Septiembre del 2016

Aportan emprendedores yucatecos proyectos de gran valor

Estas cuatro ambiciosas iniciativas de impacto social, ecológico y económico, son las ganadoras del concurso Guerreros de la Tierra.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Los emprendedores yucatecos, tras encontrar áreas de oportunidades, buscan con ideas novedosas crear negocios de alto impacto. (Milenio Novedades)

Los emprendedores yucatecos, tras encontrar áreas de oportunidades, buscan con ideas novedosas crear negocios de alto impacto. (Milenio Novedades)

Cecilia Ricárdez/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El talento yucateco apuesta a lo grande, busca crear negocios de impacto social, ecológico y económico para integrarse a la cadena de valor de la industria cervecera en Yucatán. 

De esta forma, cuatro proyectos se enfocan en aprovechar residuos orgánicos para hacer abono natural, propiciar el manejo de desechos sólidos a través de gusanos, reactivar la actividad henequenera e impulsar el cultivo de lúpulo hidropónico en la región, un ingrediente básico para la producción de la cerveza.

Estas iniciativas fueron las ganadoras del concurso Guerreros de la Tierra, organizado por Grupo Modelo, y entrarán a un proceso de incubación de seis meses en el Parque TecniA de la Universidad Anáhuac Mayab en Startup México Campus Mérida, que equivale a una inversión de 600 mil pesos para el desarrollo de los modelos de negocios que podrán ser ejecutados el próximo año.

Las propuestas de negocios sustentables son: Tumben Lu’um (suelos fértiles), plastic off (proyecto de biodegradación de plástico), soskil (arillos para sixpack de fibra de henequén) y Mayan hops (cultivo hidropónico de lúpulo). 


Los proyectos fueron seleccionados entre más de 500 en las áreas de Agricultura Sustentable, Reciclaje y Tratamiento de Residuos o Agua, de las cuales se eligió a 60 emprendedores que posteriormente conformaron 14 equipos para competir en la fase final. 

Proyecto: TumbénLu’um  (Tierra nueva, en maya)

TumbénLu’um es una iniciativa que propone la utilización de residuos orgánicos de la elaboración de la cerveza para ser transformados, a través de un proceso, en “tierra nueva”, lista para usarse en la agricultura, con lo cual se prevé un impacto positivo en la sociedad, la economía y el medio ambiente.

De acuerdo con datos de sus integrantes, en la primera etapa de la planta cervecera que se construye en Hunucmá, se generarán aproximadamente 15 mil toneladas anuales de lodos activos y alrededor de cinco mil toneladas de tierras de diatomeas (clase de algas unicelulares), las cuales actualmente no se reutilizan, sino se paga a otras empresas para su disposición.

Ante este panorama, los jóvenes pretenden utilizar esos residuos para disminuir costo a la industria, porque no sólo lo eliminan, sino lo procesan para crear un nuevo producto, lo que llaman “tierra nueva” para propiciar suelos fértiles que aporten a la actividad agrícola en Yucatán, incluso prevén implementar el cultivo de cebada en la región, que eventualmente pueda ser materia prima de la cervecera.

Datos del proyecto

  • La planta de Hunucmá proyecta producir 15 mil toneladas anuales de lodos activos y alrededor de cinco mil toneladas de tierras de diatomeas (algas unicelulares).
  • El equipo de Tumbe Lu’um proyecta generar 12 toneladas de tierra nueva al mes.
  • La agricultura es una de las principales actividades del mundo.
  • El estado de Zacatecas, en donde GM actualmente tiene su planta cervecera más grande del mundo, destina el 25% de su territorio para la agricultura. 
  • El estado de Yucatán, que es donde GM abrirá su próxima planta, destina el 22% de su territorio a esta actividad.
  • Zacatecas genera $8 400 millones de ganancia por esta actividad, mientras que Yucatán sólo obtiene $3200 millones, es decir, menos de la mitad respecto a zacatecas.
  • Yucatán tiene el doble de precipitación anual, pero no tiene suficiente suelo fértil.
  • No existe un producto actual similar en comercio en la región, lo más equiparable es tierra con fertilizante, que por kg ostenta un costo de $60, mientras que el costo de tierra nueva será de $40 por kilogramo.

Proyecto: Mayan hops, lúpulo hidropónico

Jóvenes yucatecos con experiencia en el mercado de la cerveza artesanal se proponen ser los primeros productores de lúpulo hidropónico en la región, esta planta es uno de los principales ingredientes de la cerveza y el que aporta el sabor a la bebida. 

Con esta iniciativa desean disminuir la importación para generar consumo interno y empleos en la comunidad cercana a la planta de Hunucmá, así como reducir el impacto ecológico por su cultivo, ya que el agua que se utilice se puede reutilizar para consumo humano y otras actividades productivas.

En entrevista, integrantes del equipo dijeron que el 92 por ciento del lúpulo que usa la industria cervecera en México se importa, principalmente de Estados Unidos, y actualmente no existen negocios que produzcan este insumo en territorio nacional, y a gran escala sólo en Baja California, pero enfocado a productores cerveceros locales.

Con esta propuesta montarían un invernadero para suministrar lúpulo fresco y de calidad, esto en condiciones medidas y controladas, ya que esta especie es de clima frío. La producción se destinaría en un primer momento a la cartera de clientes de cerveza artesanal de Grupo Modelo, y posteriormente, para ser ingrediente de la cerveza León, para darle un valor agregado, además del hecho de que la marca nació en Yucatán. 

Datos del proyecto

  • El cultivo regular tarda cuatro años y con hidroponía se reduce a un año con sistemas de ventilación y enfriamiento para reproducir las cuatro estaciones.
  • Tienen proyectado sembrar en una extensión de una hectárea para generar 15 toneladas en un año. 
  • 3 gramos por litro, se generarán 5 millones de litros.
  • Este tipo de cultivo genera un ahorro de 60% de agua, en comparación al cultivo tradicional.
  • De acuerdo con la Asociación Hidropónica Mexicana A. C., se calcula que para 2050 el 70 por ciento de la población vivirá en zonas urbanas, lo que significa que la producción agrícola no tendrá suficiente abastecimiento, de no optar por medidas que disminuyan considerablemente el uso del agua.
  • Beneficios:

Reducción de costos de producción en forma considerable.
No depende de los fenómenos meteorológicos.
Permite producir cosechas fuera de temporada.
Requiere mucho menor espacio y capital para una mayor producción.
El ahorro de agua es significativo, ya que ésta se recicla.
Este método no usa maquinaria agrícola (tractores, rastras, etc.), lo que permite una mayor limpieza e higiene en el manejo del cultivo, desde la siembra hasta la cosecha.                                                                                                                             Libera al cultivo de parásitos, bacterias, hongos y contaminación, lo que repercute de manera positiva en la eliminación de la contaminación y riesgos por la erosión de la tierra.

Proyecto: Plastic Off

Como una alternativa natural para solucionar el problema ecológico que provoca el plástico, un grupo de emprendedores encabeza el proyecto Plastic Off, el cual propone desaparecer este residuo sólido a través de gusanos Tenebrio molitor, que consumen estos derivados del petróleo que tardan decenas o incluso centenares de años en degradarse.

De esta manera, estos insectos se alimentan, procuran su reproducción, y a su vez, pueden ser utilizados para consumo de animales de granja, incluso humano, así como para reptiles y como carnada para pescar, también producen composta para el sector agrícola, generando así un negocio sustentable. En el extranjero ya se ingiere en diferentes recetas por ser alta fuente de proteína, comparable con el pollo. 

Esta propiedad del también llamado gusano de la harina, fue probada por científicos de la Universidad de Stanford, en California, Estados Unidos, los cuales descubrieron que es capaz de alimentarse de espuma de poliestireno, un plástico no biodegradable utilizado, por ejemplo, para manufacturar vasos desechables.

Los integrantes del equipo de Plastic Off hicieron pruebas durante 12 días, consiguieron los gusanos y los alimentaron con unicel. De acuerdo con sus cálculos, un millón de gusanos pueden procesar 300 toneladas de plástico en una semana.

Para comenzar, operarían con una planta que degrade el plástico que produce la cervecería yucateca, y junto con el corporativo, impulsarían un programa para la comunidad de Hunucmá, con el fin de que se les proporcione un pequeño sistema de cultivo de tenebrios, para autoconsumo, como una fuente de alimento para sus aves de traspatio y una alternativa para desaparecer el plástico que generan, en vez de quemarlo.

Datos del proyecto

  • De acuerdo con los datos publicados por la Universidad Stanford, los gusanos transforman el 50% de la espuma que consumen en dióxido de carbono y el otro 50% lo excretan como fragmentos biodegradados.
  • Un millón de gusanos degradan 300 toneladas de residuos en una semana.
  • Estos insectos pueden alimentar gallinas, reptiles, carnada de peces y humanos, incluso es una alternativa para sustituir la carne rojas y el pollo.
  • Con esta medida se pueden alimentar las aves de traspatio de casas de comunidades del interior del Estado y evitar la quema de basura. 
  • De acuerdo con el estudio de los expertos de Stanford, el secreto de estos gusanos se halla en las bacterias que tienen en sus sistemas digestivos, que son las responsables de degradar el plástico.

Proyecto: Soskil

Soskil es el nombre de la iniciativa presentada por un grupo de jóvenes que buscan reactivar la actividad henequenera con la utilización de la fibra de ese agave en el embalaje de paquetes de latas de cerveza de seis piezas (six pack), lo que abona a largo plazo a disminuir el impacto ecológico negativo provocado por el plástico que se utiliza actualmente para el mismo fin.

De acuerdo con sus creadores, al finalizar la vida del producto, éste puede ser usado para bolsas, pulseras, o reutilizarse para otro six pack. Señalan que a diferencia del plástico y del todo el proceso y problemas que genera, el henequén se obtiene de manera sostenible, sin daños al ambiente y se degrada en meses y no en decenas o cientos de años.

Al manufacturar este tipo de productos, estos emprendedores sociales pretenden fomentar la agricultura sostenible, impulsar el interés al campo, prevenir la erosión del suelo y con ello el cuidado de cuencas acuíferas, formar parte de la solución global del cambio climático y que se generan empleos directos e indirectos en el campo henequenero y en la localidad de Hunucmá.

Datos del proyecto 

  • Al utilizar 1.8 toneladas de sosquil (material biodegradable) se evita el uso de 3.6 ton de plástico.
  • El costo aproximado de sosquil es de 80 c.
  • Según la Fundación Ellen McArthur, en 2050 habrá más plástico que peces en cuanto a peso, debido a que el 32% del plástico producido termina en el océano.
  • Cifras de NCEAS (Centro nacional de análisis y síntesis ecológico de california) indican que en 2015 ocho millones de toneladas plásticas llegaron al océano.
  • Uno de los causantes del deterioro ambiental es el six pack de plástico, que requiere la industria de bebidas a nivel mundial.
  • Tan sólo en México se utilizan 66.43 millones de sixpack’s cada mes.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.