Miércoles, 28 de Septiembre del 2016

Rebasan los 300 mil casos las IRA en Yucatán, en 2016

Los cambios bruscos de temperatura, el factor principal de la 'epidemia'.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Las enfermedades respiratorias agudas en Yucatán ya rebasan los 300 mil casos. La imagen es únicamente ilustrativa. (Archivo/SIPSE)

Las enfermedades respiratorias agudas en Yucatán ya rebasan los 300 mil casos. La imagen es únicamente ilustrativa. (Archivo/SIPSE)

José Salazar/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Pese a que las enfermedades respiratorias, como los resfriados y la tos, son padecimientos muy frecuentes durante el invierno, especialistas exhortan a no bajar la guardia en materia de prevención para evitar ser víctima de estos padecimientos que en Yucatán registran este año más de 300 mil casos.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) han impactado en la salud de 311 mil 915 yucatecos. De esta cifra, 171 mil  236 casos se han presentado en mujeres y 140 mil 679, en hombres.

Este total, con corte al 27 de agosto, ha superado el número de casos que para la misma fecha se habían contabilizado en 2015, que era de 298 mil 865.

Al 27 de agosto han transcurrido 240 días del año, lo que significa -si dividimos la cifra total entre el número de días- que, en promedio, a diario se presentan mil 299 casos, es decir, 54 cada hora, casi uno cada minuto.


“Quizá suena un poco increíble, pero durante el verano las enfermedades respiratorias también están presentes y esto se debe en gran medida al contacto que las personas tienen con los cambios repentinos de temperatura, con las lluvias y el calor intenso que experimentamos en Yucatán”, indicó Alonso Sansores Río, coordinador de Prevención y Atención a la Salud de IMSS Yucatán.

El especialista en Salud Pública indicó que las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) son causadas en su mayor parte por virus y duran menos de siete días. El mecanismo de transmisión generalmente es por la vía aérea, como un estornudo o tos; y mediante el contacto con personas enfermas, ya sea por medio de un saludo de beso o de mano, por ejemplo.

Estas infecciones se caracterizan por fiebre, tos (no siempre), secreción nasal. dolor de garganta y ronquera.
dolor o secreción en oído y/o dificultad para respirar. Ante estos signos es muy importante evitar la automedicación. El consejo es que la persona acuda a consultar con su médico lo antes posible”, advirtió el doctor Sansores Río.

El médico señaló que los menores de un año son los más susceptibles a contraer estos contagios y que la neumonía constituye su forma más grave ocasionando más del 80 por ciento de los fallecimientos en el primer año de vida.

Esta complicación es causada en la mayoría de las veces por bacterias (hemófilos Influenza tipo B, neumococo, estafilococos y kliebsiella).

Alonso Sansores exhortó a mantener las medidas preventivas como: continuar la lactancia materna exclusiva durante los primeros cuatro a seis meses de edad; vigilar el estado de nutrición del menor; vacunar contra sarampión, tosferina y difteria, e infecciones invasivas por hemófilos influenza tipo B, Influenza y neumococo, de acuerdo con su esquema de vacunación.

“De igual manera, se debe evitar fumar cerca de los pequeños o en lugares cerrados; toda la familia debe consumir abundantes líquidos, frutas y verduras amarillas o anaranjadas, ricas en vitaminas A y C; mantener bien ventiladas las habitaciones, así como lavarse las manos con agua y jabón después de toser o estornudar”, concluyó.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.