Pruebas apuntan a que chofer de ADO mató a fotógrafa

El juez vincula a Carlos L. M., como responsable del asesinato de Bárbara McClatchie, colaboradora de National Geographic.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El acusado del homicidio de una fotógrafa canadiense de National Geographic, Bárbara McClatchie Andrews, estarán en prisión el tiempo que dure el juicio en contra. (SIPSE)

El acusado del homicidio de una fotógrafa canadiense de National Geographic, Bárbara McClatchie Andrews, estarán en prisión el tiempo que dure el juicio en contra. (SIPSE)

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El acusado por la muerte de una fotoperiodista, Barbara McClatchie Andrews, de 74 años de edad, Carlos L. M. se quedará en prisión preventiva por ocho meses, tras ser vinculado ayer por el Juzgado de Control de Kanasín por el delito de homicidio calificado.

El juez de control Santos Alfredo May Tinal otorgó a la Fiscalía General del Estado un plazo de cuatro meses para el cierre de investigación de este caso.

Como publicamos, el domingo en la noche, Carlos L. M. fue detenido por agentes de la Policía Estatal Investigadora en cumplimiento de una orden de aprehensión expedida por el juzgado de control de Kanasín por su participación en el homicidio de la fotógrafa canadiense avecindada en Mérida.

McClatchie Andrews, de 74 años de edad, cuyo cadáver fue tirado entre la maleza a la altura de la hacienda Teya, en la carretera Mérida-Valladolid, el día 30 de septiembre pasado.


En la audiencia celebrada ayer en el Centro de Justicia Oral de Kanasín, el acusado –asesorado por su abogado defensor-, al igual que en la audiencia de imputación se reservó el derecho de rendir su declaración sobre los hechos que se le imputan, tal y como lo prevé el sistema acusatorio oral.

Los fiscales aportaron los datos de prueba suficientes para presumir la participación de Carlos L. J. en la muerte de la fotógrafa extranjera radicada en Mérida.

Un jefe de la empresa ADO comprobó que Carlos L. M. condujo la camioneta en la que viajaba Bárbara McClatchie

Esto es porque las investigaciones determinaron que los hechos iniciaron en la noche del 29 de septiembre cuando la extranjera llegó a Cancún procedente de su país y en el aeropuerto de ese polo turístico abordó, junto con otros pasajeros, una camioneta tipo Van del ADO para viajar a Mérida, lugar donde residía actualmente. El vehículo era conducido por Carlos L. M.

Para llegar a la resolución, el juez May Tinal tomó en cuenta las entrevistas, dictámenes periciales y videos de las cámaras de seguridad que fueron proyectados en la audiencia, para presumir la participación del acusado en este homicidio que tiene las calificativas de premeditación y ventaja.

También se basó en los videos de las cámaras de la ciudad que demostraron que un vehículo de transporte tipo sprint que tenía la leyenda ADO aeropuerto entró por el periférico y llegó hasta una terminal ubicada a un costado del Hotel Fiesta Americana, luego regresó por el mismo camino con destino a la carretera Mérida-Cancún, y aproximadamente 12 minutos después regresó a la ciudad de Mérida por el mismo periférico.

El juez explicó que la premeditación se acreditó mediante el protocolo de necropsia (autopsia) realizado por un médico forense, en el que determinó que la causa de la muerte fue asfixia mecánica por estrangulamiento a lazo, así como la calificativa de ventaja pues el imputado era superior físicamente a la hoy víctima.

Además, en el cateo realizado en el domicilio del acusado se encontraron una cámara fotográfica profesional, una laptop y tarjetas de presentación a nombre de la víctima.

También se exhibió el acta de entrevista del jefe de logística de la empresa de autobuses de oriente ADO, quien refirió que el hoy vinculado tenía asignado el viaje desde el aeropuerto de Cancún a las 21:15 del día 29 de septiembre pasado con destino a la Ciudad de Mérida, así como un dato de prueba que informa sobre el número de los pasajeros que se encontraban a bordo de la unidad.

La defensa alegó que no existen datos para establecer la participación de su defendido, y pidió que no se le diera valor probatorio al cateo porque no cumplió con los requisitos legales. El juez desechó los argumentos de la defensa.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.