Yucatán le apuesta a la producción sin transgénicos

Mediante un decreto, el Estado mantiene el freno a la siembra de soya y maíz genéticamente modificados.

ENVÍA
El chile habanero es un ejemplo de que se puede mejorar un producto sin transgénicos. (SIPSE)

El chile habanero es un ejemplo de que se puede mejorar un producto sin transgénicos. (SIPSE)

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- El secretario de Desarrollo Rural estatal, Felipe Cervera Hernández, indicó que está probado que se puede mejorar la producción en el campo, sin necesidad de recurrir al uso de semillas o productos transgénicos o modificados genéticamente.

Comentó que una prueba es el desarrollo de semillas mejoradas para el cultivo de chile habanero, que durante 10 años se han desarrollado por especialistas del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, en coordinación con especialistas yucatecos.

Estas semillas, dijo en entrevista con Notimex, han demostrado ser más resistentes a la sequía y tener un mayor rendimiento, pero son mejoradas, no manipuladas genéticamente, ni transgénicas.

De tal modo, que estas acciones demuestran que no es necesario usar transgénicos para tener una mayor producción agrícola o mejorar el rendimiento de algún cultivo en especial, en este caso del chile habanero, agregó.

De hecho, el gobierno del estado invierte para empezar a dotar de este tipo de semillas a los productores y aprovechar el potencial que tiene el chile habanero dentro y fuera del estado, y que no se ha podido aprovechar por los bajos niveles de producción de la especie.

"Pero lo mejor de todo esto, es que se está probando que se puede mejorar la producción sin el uso de transgénicos, pues hay casos en que tan sólo suponer su uso, puede afectar actividades vitales para muchas personas como el caso de la apicultura", precisó.

Ahí está el ejemplo de la Unión Europea, en la que basta que se sospeche que existe la presencia de transgénicos en algún lugar o en algún producto para que de inmediato dejen de comprarlo y esa zona es la que más consume la miel yucateca, refirió.

"Hablamos de que el dulce genera ingresos para más de 15 mil familias yucatecas, y si ésta se contaminará con productos modificados genéticamente, pues ya podemos imaginar el impacto negativo", abundó.

Recordó que hace algunos años, unos tres o cuatro años aproximadamente, se dieron permisos para la siembra de soya y maíz transgénico en seis estados de la República, entre los que estaba incluido Yucatán.

Sin embargo, hubo una oposición y el gobierno anterior emitió un decreto que ha sido ratificado por la actual administración estatal, y que rompe el incentivo para la siembra de transgénicos y hasta ahora ha dado resultados positivos, finalizó.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.

1 COMENTARIO

Mundo natural

Muchas felicidades a Yucatán por tal decisión son un ejemplo a seguir. No a monsato con sus transgénicos y control de las semillas

Responder a este comentario0 | 0