Descuidan uso del brazalete electrónico y son detenidos

En dos casos distintos, Robert M. M. y Marco Antonio M. A., burlaron las medidas cautelares y no cargaron la pila del localizador.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Imagen de la colocación de un brazalete electrónico a una persona que cometió un delito. (Milenio Novedades)

Imagen de la colocación de un brazalete electrónico a una persona que cometió un delito. (Milenio Novedades)

Francisco Puerto/Sipse
MÉRIDA, Yucatán.- Una vez más, el canadiense Robert M. M. hizo caso omiso de las recomendaciones del Centro Estatal de Supervisión de las Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso, porque no quiso cargar el segundo brazalete electrónico que le pusieron, que finalmente se quedó sin batería.

En un principio el acusado se comprometió a pagar 13 mil pesos por los daños que ocasionó en un hotel y recuperó su libertad con un primer brazalete, pero no cumplió su palabra.

Simplemente no conectó el aparato como le pidieron y mucho menos contestó las llamadas que le hacían para que se reportara.

'Desapareció' en plena Plaza Grande la noche del 20 de agosto, al quedarse sin batería el localizador electrónico.


Sin embargo, las autoridaes lo localizaron; se le pidió comparecer ante el juzgado el 31 de agosto, pero no se presentó.

La Fiscalía y el asesor jurídico de la víctima, Marco Antonio M. A., argumentaron los motivos por los cuales le debería ser revocada la medida cautelar del brazalete, para garantizar el pago y evitar la sustracción al proceso.

El extranjero fue localizado el 25 de agosto pasado en el hotel 'Real San Juan', donde lo estuvo esperando personal del Centro y cuando llegó en los primeros minutos del día siguiente, se encontraba en 'estado inconveniente'. Se le esperó hasta las 9:40 horas para ponerle otro brazalete.

Acusado de robo

Anteayer fue detenido y puesto a disposición de la juez Elsy del Carmen Villanueva Segura.

En un caso similar, Francisco Eduardo T. U. tampoco conectó correctamente el brazalete que se le puso, el aparato se quedó sin batería. El individuo está acusado de robo y por poco se da a la fuga.

Es por eso que el juez de control del primer distrito judicial del sistema penal acusatorio y oral del Poder Judicial del Estado, Kenny Martín Burgos Salazar, presidió la audiencia solicitada por los fiscales para resolver la modificación de medida cautelar que impuso en la audiencia de vinculación a proceso.

El juez Burgos Salazar modificó la medida cautelar y le impuso la prisión preventiva, que tendrá vigencia a hasta el 30 de marzo de 2017.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.