Niño se salva de mortal caída: ahora pide ayuda para tratamiento

El pasado 5 de septiembre Jorge Enrique cayó a la oquedad y estuvo en coma varios días.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El niño Jorge Enrique vive para contar su aventura al fondo de un pozo de 18 metros de profundidad. (Milenio Novedades)

El niño Jorge Enrique vive para contar su aventura al fondo de un pozo de 18 metros de profundidad. (Milenio Novedades)

Milenio Novedades
TIZIMÍN, Yucatán.- El pequeño Jorge Enrique Itzá Cab, de siete años de edad, quien el pasado 5 de septiembre se cayó dentro de un pozo de 18 metros de profundidad, ya se encuentra en su casa de Tizimín, luego de la angustia que pasó la familia por el accidente.

Los padres del menor se encuentran agradecidos con Dios, ya que Jorge Enrique fue rescatado inconsciente y estuvo varios días en coma, en el Hospital O’Horán de Mérida. 

Sin embargo, ahora se enfrentan a una difícil situación, pues Sergio Iván Itzá Puc, padre del menor, perdió su trabajo por las constantes faltas laborales por atender a su hijo en Mérida.

Y es que el pequeño requiere de un tratamiento que tardará varios meses y tan solo en este mes de octubre deberá de viajar dos veces a Mérida y tendrá que cubrir los gastos.  


“Fui al DIF Municipal a preguntar si podíamos viajar en la ambulancia que lleva gente a sus consultas a Mérida y me dijeron que no hay viaje programado para ese día; ni modo, tengo que ver cómo irme con mi hijo”, dijo Sergio Iván. 

El padre de familia se encuentra en una dificil situación económica después del accidente de su hijo y pide ayuda para solventar el tratamiento de Jorge Enrique.

Asimismo comentó que cuando dieron de alta a Jorge Enrique el hospital le cobró siete mil pesos, pero luego de explicar su situación a la trabajadora social, se logró reducir a la cantidad a mil 418 pesos, 

Accidente

Como informamos el mes pasado, el menor fue rescatado del interior de un pozo de 18 metros de profundidad, al que cayó cuando jugaba.

El niño fue rescatado por Jorge Alejandro quien se introdujo al pozo al ver que el pequeño estaba al fondo de la oquedad.

Sin embargo, debido a la profundidad, el rescatista y el menor se quedaron atorados hasta que llegaron en su auxilio los bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública y sacaron a ambos del pozo.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.