Oficinas cerradas favorecen la propagación de virus y bacterias

Personas que pasan gran parte de su jornada laboral en espacios herméticos están más expuestos a brotes epidémicos.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Los microorganismos pueden permanecer en el aire hasta por ocho horas contagiando a quienes conviven en una oficina o bodega sin ventilación. (Milenio Novedades)

Los microorganismos pueden permanecer en el aire hasta por ocho horas contagiando a quienes conviven en una oficina o bodega sin ventilación. (Milenio Novedades)

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El avance tecnológico e industrial han propiciado que hoy en día las personas pasen gran parte de su jornada laboral en espacios cerrados como oficinas  y bodegas, que son lugares aislados, en muchas ocasiones sin ventanas, ni luz natural y con sistemas de aire acondicionado; esto crea el clima propicio para la diseminación de virus y bacterias, causantes de alergias, infecciones e intoxicaciones entre los trabajadores.

“Muchas bacterias y virus son transmitidos por medio del aire en forma de gotas o aerosoles que se producen al toser, estornudar o hablar. Estos ‘disparos’ son conocidos como ‘Flügge (flush)’, dijo René Armando Rodríguez Suárez, responsable estatal del Programa de Micobacteriosis de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

Asimismo aseguró que "son especialmente importantes los aerosoles producidos por la tos o el estornudo porque debido a la gran velocidad con la que se emiten las partículas (el aire del estornudo puede viajar a una velocidad promedio de entre 110 y 160 km/h) se reduce mucho el tiempo de trayectoria de la partícula hasta llegar al nuevo huésped infectándolo casi de inmediato”. 

Una vez que se emiten las partículas al ambiente los factores principales que determinan cómo se moverán son su tamaño y las corrientes de aire que la transportan, pudiendo permanecer en el aire hasta por ocho horas.


“El polvo es un coadyuvante para la transmisión de microorganismos por vía aérea porque permite a éstos resistir más tiempo en suspensión en el aire, y facilitan la entrada al organismo de otra persona. Este factor, es importante en la transmisión de infecciones adquiridas por esta vía”, agregó el médico de la SSY.

La arquitectura aplicada a construir edificios de espacios limitados para albergar a muchas personas es otro elemento que facilita el hacinamiento y, por tanto, la diseminación y proliferación de microorganismos. Esta situación explica los brotes epidémicos de tipo viral que se dan de forma continua y casi sin control en las oficinas y centro de trabajo con ambientes cerrados.

Especialistas señalan que las alergias se producen por la inhalación de microorganismos o esporas que se encuentran suspendidos en el aire causando afectación de las vías respiratorias como rinitis o asma.

Otras enfermedades

Entre otras enfermedades que pueden diseminarse en los espacios cerrados se encuentran la influenza, tuberculosis, faringitis, neumonía, difteria, varicela, rubeola y sarampión.

Los microorganismos pueden permanecer en el aire hasta por ocho horas contagiando a quienes conviven en una oficina o bodega sin ventilación.

Aires acondicionados

Los sistemas de aire acondicionado han facilitado la calidad de vida en ambientes cerrados y también ofrecen el beneficio de poder regular la temperatura o humedad en una habitación.

Sin embargo, también es dañino para quien está expuesto a éste, provocando enfermedades respiratorias.  

El aire acondicionado es un aspersor de bacterias, hongos y virus, mismos que se anidan, día a día, en el equipo.

Asimismo, también propaga elementos tóxicos del exterior o de la misma oficina.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.