Frenar pesca ilegal de pepino de mar requiere bloquear salidas: Cedepesca

Señalan que para revertir este panorama son clave la fiscalización y el control del tráfico en tierra.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
La pesca ilegal de pepino de mar no puede frenarse si no se controla la comercialización, asegura Cedepesca. (Archivo/Milenio Novedades)

La pesca ilegal de pepino de mar no puede frenarse si no se controla la comercialización, asegura Cedepesca. (Archivo/Milenio Novedades)

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Para revertir el fracaso que implica el manejo de cuotas en la pesquería del pepino de mar, el mero y especies afines son clave la fiscalización, la trazabilidad y el control del tráfico en tierra y en puntos de salida de estos productos hacia otros países, señaló Minerva Alonzo Alemán, directora de Cedepesca en Yucatán.

La investigadora señaló que el pepino de mar es la pesquería más joven en Yucatán, los permisos de fomento comenzaron en 2010, y ahí se abrió la posibilidad de la pesca comercial a partir de su inclusión en la Carta Nacional Pesquera en 2012 para dos especies: Isostichopus badionotus, pepino café o ballenato y Holothuria floridana pepino negro o lápiz.

Entre las medidas para regular la captura se consideró un sistema de manejo con base en cuotas de captura calculadas, de modo que no rebasaran el 10 por ciento de la población, temporadas de veda, zonas de captura y permisos de pesca, pero los resultados muestran que ese sistema no es efectivo por la carencia de otras estrategias de control y vigilancia y como resultado el producto está sobreexplotado.

Esta situación se debe en gran parte a los precios altos que se pagan por la captura de este producto, lo cual ha permitido que los pescadores compensen las bajas capturas de otros recursos pesqueros de la región, en especial el mero, brindando beneficios económicos a las comunidades.


Sin embargo, la debilidad de la fiscalización ha incentivado que de forma consistente se sobrepasen las cuotas de captura por embarcación y se pesque ilegalmente todo el año; esta situación también ha roto las reglas de convivencia en el mar. Además, el manejo de captura de pepino marino por unos días también ha detonado una buena cantidad de accidentes por descompresión.

Entre las condiciones que ese organismo considera evitó que funcione la implementación de cuotas en la pesquería de pepino están: los permisos limitados para el volumen que se autoriza, es una pesquería incentivada por un alto precio; la facilidad de descargar el producto a lo largo del litoral yucateco, la carencia de control del volumen que baja; la falta de medidas de prevención del tráfico.

Por lo cual considera que para lograr un plan de manejo funcional se requiere ser firmes y aplicar estrictos controles de rigor en los procesos de transporte y comercialización.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.