Sitios históricos de los derechos civiles de EU, en riesgo

Se encuentran ignorados, descuidados o en riesgo de ser olvidados.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Entrada del Auditorio Foster, en la Universidad de Alabama, donde el gobernador George Wallace se paró para evitar que dos estudiantes negros entraran. (AP/Russell Contreras)

Entrada del Auditorio Foster, en la Universidad de Alabama, donde el gobernador George Wallace se paró para evitar que dos estudiantes negros entraran. (AP/Russell Contreras)

Agencias
ALBUQUERQUE, New Mexico.- Muchos lugares históricos de la época de los derechos civiles en Estados Unidos están en riesgo de caer en el olvido. Entre ellos están sitios donde trabajaron activistas latinos o donde pelearon soldados hispanos de la Unión. Se trata de lugares vinculados a la lucha de la nación por la igualdad que están siendo ignorados o descuidados y que han desaparecido de guías turísticas.

Lo que otrora fue un pujante asentamiento de habitantes negros en el desierto de Nuevo México, ahora es un pueblo fantasma que raras veces aparece en mapas turísticos. Los autobuses turísticos pasan pero no paran en un edificio en Houston donde activistas latinos realizaron planes sobre eventos durante la época de los derechos civiles. Moteles ubicados en la Ruta 66 albergaron a clientes de minoría étnica, pero ahora yacen abandonados.

Desde campos de batalla de la Guerra Civil, donde pelearon soldados hispanos de la Unión, hasta lugares de nacimiento de líderes de la época de los derechos civiles, lugares vinculados a la lucha de la nación por igualdad, según publica The Associated Press.

Algunos estados como Alabama, que en antaño fue conocida por su discriminación y violencia, están tomando medidas para mantener este tipo de lugares históricos. Los activistas dicen que es hora de que más estados y comunidades trabajen para llamar atención a los lugares antes de que los olvide la historia y el tiempo.


Aunque con fondos son limitados, las medidas para salvar algunos lugares ya están en marcha

Los esfuerzos ocurren en medio de un cambio demográfico que indica que las actuales minorías de la población estadounidense serán mayoría para mediados del siglo, lo que destaca la necesidad de cubrir toda la historia.

"Creo que, en general, tenemos que ser más inclusivos", dijo Rita Powdrell, presidenta del African American Museum & Cultural Center of New Mexico (Museo y Centro Cultural Afroestadounidense de Nuevo Mexico). "Hay muchos lugares que deberían de ser reconocidos y recordados porque cuentan nuestra historia".

En Albuquerque, por ejemplo, no hay ninguna mención de Ralph Bunche, premio Nobel de paz en 1950 y activista durante la época de los derechos civiles, quien estudió en la ciudad. Nada destaca tampoco a David C. Marcus, graduado de secundaria en Albuquerqueque que representó a los latinos en casos contra la segregación en California, que ahora son referentes, incluso de casos como Mendez Vs. Westminster, que cuestionó el sistema de segregación escolar en el condado de Orange.

También e puede interesar: Barco de la Marina llevará nombre de líder de movimiento gay

Hace poco se formó una organización no lucrativa en Houston para restaurar un edificio que servía como lugar de reunión para organizaciones latinas de derechos civiles durante la década de 1950, dijo Ray Valdez, presidente del Concilio 60 de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos.

Fue allí donde Gus García y otros abogados se reunieron para planear casos contra la segregación, y donde John J. Herrera planificó una reunión con el presidente John F. Kennedy la noche antes de que lo asesinaran.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.