En Irak proponen demandar a EU por invasión militar

Activistas instan al Parlamento de su país a que solicite a Washington una compensación por la invasión de las tropas, en 2003,

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
En 2003, Estados Unidos invadió Irak y derrocó a Sadam Hussein. Imagen de contexto de soldados estadounidenses en un operativo en Afganistán. (Foto: Archivo AP/Brennan Linsley)

En 2003, Estados Unidos invadió Irak y derrocó a Sadam Hussein. Imagen de contexto de soldados estadounidenses en un operativo en Afganistán. (Foto: Archivo AP/Brennan Linsley)

Agencias
BAGDAD, Irak.- La legislación estadounidense que abre nuevas perspectivas judiciales para las familias de los fallecidos en los atentados del 11 de septiembre de 2001 (11-S) puede volverse en contra del país.

Activistas del 'lobby' iraquí Proyecto Árabe instan a que el Parlamento de su país solicite a Washington una compensación por la invasión de las tropas estadounidenses en 2003, informa la cadena Al Arabiya, citada por el sitio web actualidad.rt.com

La propuesta se debe al proyecto de la llamada Ley de justicia contra los patrocinadores del terrorismo (JASTA, por sus siglas en inglés), recientemente aprobada en Estados Unidos.

La normativa estadounidense permite a las familias de quienes fallecieron tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 demandar y exigir indemnizaciones a los Estados vinculados con los terroristas que perpetraron los ataques contra el World Trade Center y el Pentágono. 


La normativa afecta, sobre todo, a los intereses de Arabia Saudita, dado que 15 de los 19 terroristas del 11-S y varios cómplices eran súbditos de ese reino.

El 23 de septiembre, el Presidente vetó la Ley 11-S, pero el Congreso esquivó el veto de Obama, primero en su mandato

Los activistas sostienen que los ciudadanos iraquíes merecen el mismo derecho de poder reclamar indemnización de los "individuos" y las "naciones extranjeras" en el marco del proyecto de ley antiterrorista de EU.

El grupo ha exigido que las autoridades de Irak inicien una investigación respecto a la muerte de civiles, torturas y maltrato por parte de los militares estadounidenses, así como la pérdida de propiedades durante los acontecimientos de 2003, cuando Sadam Hussein fue derrocado.

Primera demanda en el marco de la ley del 11-S

La ciudadana estadounidense Stephanie Ross DeSimone, cuyo esposo murió en los ataques del 11 de septiembre de 2001, presentó la primera demanda contra Arabia Saudita el pasado 30 de septiembre. El esposo de DeSimone era un comandante de la Armada estadounidense y murió en el ataque contra el Pentágono. 

La querellante acusa a Arabia Saudita de estar involucrado en la muerte de su cónyuge, al haber prestado apoyo a Al Qaeda y su líder Osama bin Laden, por lo que exige una compensación económica.

La demanda fue presentada ante un tribunal de Washington D.C. dos días después de que el Congreso estadounidense anulara el veto del presidente Barack Obama que impedía demandar a Riad por sus supuestos vínculos con los terroristas que perpetraron los ataques del 11-S.

Hacia la aprobación de la norma

Este proyecto de ley fue introducido en el Senado de EU en septiembre de 2015 y fue impulsado por los senadores John Cornyn y Chuck Schumer. El 17 de mayo de 2016, el documento fue aprobado por el Senado y el 9 de septiembre contó con la aprobación de la Cámara de Representantes. 

No obstante, el 23 de septiembre el presidente estadounidense vetó la normativa. Sin embargo, poco después el Congreso esquivó el veto de Obama por primera vez de su mandato.

En una carta enviada a los legisladores el Mandatario estadounidense advirtió que la superación del veto podía "tener consecuencias devastadoras" para el Pentágono y para las tropas estadounidenses estacionadas en el extranjero. 

Además, Obama indicó que el proyecto de ley erosionaría la doctrina de la inmunidad soberana y expondría EU a demandas procedentes de todo el mundo. El Mandatario calificó la decisión del Congreso como un "precedente peligroso".

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.