Ella es Marcela Temer, la nueva reina de Brasil

La imagen de la 'inesperada' primera dama, que fue reina de belleza, parece adaptarse al cargo de su esposo.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
La belleza de Marcela Temer ha llamado la atención de los brasileños y la prensa internacional: algunos la llegaron a comparar con la reina María Antonieta de Francia. (osul.com.br)

La belleza de Marcela Temer ha llamado la atención de los brasileños y la prensa internacional: algunos la llegaron a comparar con la reina María Antonieta de Francia. (osul.com.br)

Agencias
BRASILIA, Brasil.- La bella primera dama de Brasil, Marcela Temer, una exmodelo, fue noticia en la prensa y alguno medios la proyectan como la nueva Eva Perón brasileña, a cargo de obras de caridad, y otros la comparan con Maria Antonieta.

Los diarios Folha y Estado, ambos de San Pablo, dedicaron artículos a la guapísima Marcela Tedeschi de Temer, en su presentación como primera dama durante un desfile cívico- miliar.

Para Folha el vestido blanco, de escote cerrado y sin mangas no fue un simple atuendo, sino el resultado de una "estrategia" de imagen, de una mujer de Estado, publica Ansa Latina.

El color y el diseño de su vestido connotan los valores estéticos de una mujer recatada y contrastan con el modelo escotado con el que acompañó a su marido al asumir como vicepresidente en 2014.


Aquella Marcela era "un huracán", de curvas atractivas, ésta nueva primera dama es una mujer que se ajusta al script (directivas) posiblemente elaborado por Temer, señala Folha.

La agencia Estado también menciona el vestido blanco de Marcela, pero destaca su belleza deslumbrante que atrapó la mirada de fotógrafos, ministros y militares.

"Es difícil no notar la presencia de Marcela, de 33 años y 1.72 metros, cuando al lado está el presidente Temer, de 75 años y el presidente del Supremo Tribunal, Ricardo Lewandowski, de 68 años", escribió Estado.

Embajadora y funcionaria

Casi todos los medios brasileños coinciden en que Temer ya advirtió el potencial estético y político de Marcela, quien podría convertirse en una suerte de imagen de un gobierno con baja popularidad.

Incluso hay quienes traen a la memoria a Eva Duarte de Perón, la fallecida esposa del general argentino y presidente Juan Perón.

El diario Zero Hora informó que Temer quiere que su mujer sea la "embajadora" de un ambicioso programa de asistencia a niños pobres.

Y para ello no solo trabaja en la imagen de Marcela sino que ya ordenó se le asigne una oficina en el tercer piso del Palacio del Planalto, el mismo donde está el despacho presidencial.

En cambio las redes sociales hubo miles de mensajes que combinaron la ironía con el agravio hacia la ex modelo y abogada Marcela Tedeschi de Temer.

Una de las ironías más repetidas fue el de tratar como una chica "bella, recatada y de su hogar", atributos propios del arquetipo de mujer convencional.

Internautas ligadas al movimiento feminista recordaron un extenso artículo de la revista Veja, en el que precisamente se destaba que la joven primera dama es una "mujer de su casa".

Comparada con una reina

En algunos medios extranjeros también hubo comentarios no tan elogiosos.

En ese sentido el que más se destacó fue el periódico suizo Tagesanzeiger, que retrata a la señora de Temer como frívola y ambiciosa, y la compara con la reina Maria Antonieta.

Marcela de Temer recuerda a "la reina francesa que ostentaba riquezas mientras el pueblo pasaba hambre", afirma la publicación suiza.

La primera dama es atendida por "cincuenta empleados pagados por el Estado, mientras ella va de compras y realiza viajes de lujo", escribió la publicación.

***

Hija de Carlos Antonio de Araújo, microempresario del ramo de restaurantes, y de Norma Tedeschi, ama de casa, la esposa del flamante presidente de Brasil gana cada vez más presencia en la prensa. 

En 2002, a los 19 años, disputó el concurso de belleza y gano el título de Miss Paulínia, haciéndose con el segunda lugar del concurso de belleza Miss Sao Paulo. Una de sus competidoras la describió como madura y reservada, amante de las baladas y con la firme intención de casarse temprano.

Ese mismo año conoció a Temer, durante una convención del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), donde llegó para acompañar su tío Geraldo, afiliado al partido y empleado del ayuntamiento de Paulínia. Encantado con la joven Temer le propuso una cita, a la que Marcela compareció acompañada de su madre. El hoy presidente, entonces diputado, le pidió permiso para salir con ella.

Se casaron en 26 de julio de 2003, en una ceremonia para sólo doce invitados. 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.

1 COMENTARIO

Juan Camaney

Una vez mas, la máxima !!,,,,,Billete mata Carita,,,,,,,jejeje

Responder a este comentario0 | 0