Tifón Sakira deja muertos y miles de damnificados en Filipinas

El poderoso fenómeno dejó al menos dos fallecidos, cortó la electricidad, inundó villas y derribó árboles.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Un hombre camina por un malecón con un paraguas roto mientras cae una llovizna causada por el tifón Sarika, este domingo en Manila, Filipinas. (AP Foto/Bullit Marquez)

Un hombre camina por un malecón con un paraguas roto mientras cae una llovizna causada por el tifón Sarika, este domingo en Manila, Filipinas. (AP Foto/Bullit Marquez)

Agencias
MANILA, Filipinas.- Un tifón que avanza rápidamente castigó el domingo el norte de Filipinas después de dejar al menos dos personas muertas y más de 15 mil desplazados, aunque la región se salvó de mayores desastres debido en parte a la velocidad de la tormenta, según publicó Associated Press.

El tifón Sarika golpeó la provincia de Aurora el domingo y salió alrededor del mediodía después de castigar provincias agrícolas densamente pobladas, incluyendo regiones montañosas propensas a deslaves, informaron meteorólogos del gobierno.

A las 4 de la tarde, la tormenta estaba sobre el Mar del Sur de China, a unos 260 kilómetros (160 millas) de la costa filipina, moviéndose al noroeste a 24 kph (15 millas). Tenía vientos sostenidos de 130 kph (80 mph) y ráfagas de hasta 200 kph (125 mph), informó la agencia del clima de Filipinas.

A pesar de su fuerza, el tifón no tuvo suficiente tempo para causar estragos en las regiones que recorrió y el clima comenzó a mejorar en las provincias, incluyendo Aurora, en cuanto pasó.


Aun así, la tormenta obligó a más de 15 mil 700 pobladores a dejar sus viviendas en cinco provincias del norte y a acudir a uno de los 132 refugios de emergencia, de acuerdo con la agencia de respuesta a emergencias.

Los fuertes vientos y lluvia derribaron árboles y postes de luz, causando apagones inundaciones en las cinco provincias.

"Todavía tenemos que esperar los detalles completos pero creo que la situación es manejable", dijo Ricardo Jalad, jefe de la Oficina de la Defensa Civil. "Los techos de algunas casas fueron arrancados, hay árboles caídos. Esos son los daños que hemos recibido hasta ahora, y no es tan serio".

Nelianto Bihasa, alcalde de Baler, un popular sitio de surf en Aurora, dijo que los fuertes vientos arrancaron techos a muchas casas y derribaron árboles y postes.

En la provincia oriental de Catanduanes un hombre se ahogó al ser arrastrado por las corrientes de un río, mientras que un campesino murió al golpear su cabeza en el piso debido a los fuertes vientos, informó el funcionario estatal Gerry Beo. Además, hay tres pescadores desaparecidos.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.