Texas amenaza con no recibir más refugiados

El plan del presidente Obama está plagado de problemas 'que suponen una amenaza para la nación'.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El gobernador de Texas, Greg Abbott, criticó el plan de recepción de refugiados diseñado por la administración Obama. (npr.org)

El gobernador de Texas, Greg Abbott, criticó el plan de recepción de refugiados diseñado por la administración Obama. (npr.org)

Agencias
DALLAS, Texas.- Texas, la entidad que más refugiados ha recibido durante el último año, amenazó con dejar el programa federal de refugiados si la administración del presidente Barack Obama desaprueba su plan estatal que requiere de investigaciones adicionales de antecedentes sobre personas reubicadas.

El gobernador Greg Abbott informó que Texas envió una carta a la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR) en la que le notifica de manera oficial su intención de retirarse del programa federal de reasentamiento de refugiados.

Dijo que esa decisión se tomará en caso de que no se apruebe antes del 30 de septiembre su plan de aceptar solo refugiados que “estén totalmente controlados y no presentan amenaza de seguridad”, publica Notimex.

De no llegarse a un acuerdo, Texas se uniría a los estados de Kansas y Nueva Jersey en retirarse de participar en el programa federal de refugiados, por las diferencias sobre procedimientos de investigación del gobierno federal para detectar a posibles terroristas.


Graves problemas

La disputa se produce al tiempo que la administración Obama anunció que planea admitir 110 mil refugiados más en Estados Unidos en el próximo año, incluyendo un aumento no especificado en el número de personas provenientes de Siria.

“El programa de asentamiento de refugiados del gobierno federal está plagado de graves problemas que suponen una amenaza para nuestra nación”, dijo Abbott en una declaración escrita.

“El Director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y el Director de Inteligencia Nacional han declarado en repetidas ocasiones su incapacidad para examinar de forma exhaustiva a los refugiados de las naciones que sirven de base a terroristas”, indicó el gobernador.

“A pesar de múltiples solicitudes del estado de Texas, el gobierno federal no tiene la capacidad o la voluntad de distinguir al peligroso del inofensivo, y Texas no será cómplice de tal negligencia en el cumplimiento del deber para el pueblo estadunidense”, aseguró Abbott.

Las autoridades federales, han asegurado que el actual proceso de selección de refugiados es riguroso y exhaustivo, pero que es imposible “garantizar” que ninguno pudiera representar un problema.

Hasta 2017

En la carta enviada este miércoles, Texas informó al gobierno federal que continuaría proporcionando servicios y prestaciones a las agencias de refugiados privadas y sin fines de lucro hasta el próximo 31 de enero de 2017.

A pesar de la amenaza de retirarse del programa, Texas no tiene la autoridad para bloquear el gobierno federal o a las agencias privadas para impedir la colocación o la reubicación de los refugiados en el estado.

Sin embargo, la acción de Texas eliminaría esencialmente la participación del estado en la distribución de fondos federales para la relocalización a organizaciones benéficas y otras agencias de reasentamiento privadas.

A pesar de las objeciones del gobernador Abbott, Texas recibió a siete mil 205 refugiados durante los últimos 12 meses, más que cualquier otra entidad de Estados Unidos.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.