La Aldea

Vladimir Putin, fortalecido ante Obama por Siria

El cambio de decisión del presidente de EU respecto de Damasco, saludado por muchos, acaparó la atención en Moscú.

ENVÍA
Ayer prosiguieron los combates en Deir al Zor, en el este del país. (Milenio)

Ayer prosiguieron los combates en Deir al Zor, en el este del país. (Milenio)

Marina Panina-AFP
MOSCÚ, Rusia.- La sorpresiva decisión del presidente estadunidense Barack Obama de solicitar el aval del Congreso para llevar a cabo un ataque contra Siria fortaleció la posición de Vladimir Putin en vísperas de la cumbre del Grupo de los 20 (G20), que Moscú quisiera utilizar para hallar una solución al conflicto sirio, según publicó el sitio web de Milenio.

“Barack Obama resultó ser incapaz de responder a un desafío” lanzado por el presidente ruso, que se pronunció sobre el conflicto sirio “apenas unas horas antes del discurso de su par norteamericano”, estimó el analista Alexander Gorbenko.

“Putin puso de antemano en tela de juicio la eficacia de las ‘medidas militares’ que Estados Unidos preconizaba (...) y Obama dio marcha atrás”, agregó Gorbenko en una columna publicada en el portal de análisis político Odnako.org.

“Ahora queda claro que el punto de vista norteamericano sobre el conflicto sirio está muy lejos de ser el más popular en la cumbre del Grupo de los 20”, a realizarse en San Petersburgo los días 5 y 6 de septiembre, sobre todo después del inesperado rechazo de los parlamentarios británicos al a dar su aval al primer ministro David Cameron a un ataque contra Siria, estimó.

Vladimir Putin calificó el sábado de “total absurdidad” las acusaciones de Washington, según las cuales el régimen del presidente sirio Bashar al Asad habría utilizado armas químicas durante el ataque del 21 de agosto que causó varios cientos de muertos en las afueras de Damasco, y llamó a Estados Unidos a presentar las pruebas que afirma poseer.

La cumbre del G20 el 5 y 6 de septiembre en San Petersburgo reunirá a los principales líderes

El presidente ruso llamó además a Washington a “pensarlo bien” antes de tomar una decisión sobre un eventual ataque contra Siria, y dijo dirigirse a Barack Obama en su calidad de “laureado del premio Nobel de la Paz”, tras las acusaciones norteamericanas de utilización de armas químicas por el régimen sirio.

Horas después, el presidente Obama sorprendió al anunciar al mundo su decisión de solicitar la luz verde del Congreso antes de un eventual ataque a Siria, que hasta ese momento parecía inminente y que quedó descartado en lo inmediato.

“Obama estaba a un paso de la guerra”, escribió este domingo en Twitter el jefe de la comisión de Asuntos exteriores de la Duma (la Cámara baja del parlamento ruso), Alexei Puchkov. “Pero no quiere ser un George W. Bush número dos y tener al mundo entero en contra”.

El sábado, Putin llamó a Obama a “recordar cuántas veces Estados Unidos ha iniciado conflictos armados en diferentes regiones del mundo”, sobre todo en Afganistán, Irak y Libia durante la última década.

“¿Acaso ello ha resuelto aunque sea un solo problema?”, se interrogó Putin, advirtiendo a Obama sobre una repetición de los “errores” del pasado.

Putin propuso además abordar la cuestión del conflicto sirio en el marco de la cumbre del G20 en San Petersburgo, excapital imperial rusa. 

Aunque no esté prevista ninguna reunión bilateral entre Putin y Obama, esta cumbre es considerada como una última oportunidad para los dos dirigentes de discutir en persona un eventual nuevo ataque en Siria antes del pronunciamiento del reticence Congreso de Estados Unidos, cuyo receso de verano termina el próximo 9 de septiembre.

“¿Acaso las últimas guerras de EU han servido de algo?”, preguntó el mandatario europeo

“Evidentemente, el G20 no puede reemplazar al Consejo de seguridad de la ONU (...). Pero es un buen terreno para discutir acerca de un problema. ¿Por qué no aprovecharlo?”, destacó Putin.

Estados Unidos y la Francia del socialista Francois Hollande, que se convirtió en el principal aliado de Washington en la crisis siria tras el rechazo de los parlamentarios británicos a una intervención militar, llaman a actuar contra Bashar al Asad mediante un ataque “limitado”, que según expertos tampoco serviría demasiado para modificar el curso de la guerra civil en Siria, iniciada en marzo de 2011. 

En tanto, el gobierno ruso acusa a los rebeldes de haber utilizado las armas químicas para desacreditar a Damasco, hasta hace muy poco principal aliado de Washington en Oriente Medio sobre todo en relación con la prolongada crisis israelo-palestina, iniciada en 1947 y sin visos de solución.

El gobierno de Rusia, que respalda al régimen de Damasco desde el inicio del conflicto en Siria, ha bloqueado junto a China toda decisión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas  destinada a adoptar sanciones, o a avalar una acción punitiva, para no repetir el error de 2011 cuando se abstuvo de votar en relación con la crisis en Libia, lo que derivó en la intervención militar de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia y la posterior caída del largo régimen de Muamar Gadafi, “socio” petrolero de esas potencias. 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.