Martes, 6 de Diciembre del 2016

Buena salud

Puede percibirse que Enrique Peña Nieto sigue gozando de cabal salud política...

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

Los muertos que vos matais gozan de buena salud –don Juan Tenorio

Sorprendente resulta que una, tal vez la última, de las piezas claves para el buen ensamble de las reformas estructurales haya sido aprobada conforme a la iniciativa presentada por el presidente con la menor aceptación en toda la historia patria, según encuestadoras, Enrique Peña Nieto. Que haya sido por unanimidad, en la Cámara de Senadores, se antoja inverosímil. Sin embargo es estrictamente cierto.

Se trata de una reforma constitucional sobre las otrora inamovibles relaciones obrero-patronales, las autoridades que las regulan y la vida interna de los sindicatos; estipulando la obligatoriedad del voto secreto en la toma de decisiones de las agrupaciones laborales,  así como el deber de rendir cuentas, públicamente, sobre el manejo de sus fondos.

Con la desaparición de la Juntas (federal y locales) de Conciliación y Arbitraje para ser sustituidas por tribunales del Poder Judicial, se trata de echar abajo un complejo andamiaje establecido exprofeso para retardar indefinidamente la justicia laboral, cuyos protocolos y procedimientos facilitan la corrupción mediante la confabulación entre presuntos defensores de los trabajadores y sus patrones.


Pero si estas implicaciones jurídicas no justificaran esta  reforma, que fue turnada a la Cámara de Diputados, sus repercusiones en el terreno político, para el avance de la democracia, pueden ser todavía más  importantes, ya que desmantelan el sustento legal del corporativismo partidista y el clientelismo electoral, que durante mucho tiempo constituía una de las fuentes de fortaleza y legitimación del PRI.

Así, de nuevo Peña Nieto demuestra en los hechos que, encuestas aparte, tiene la fortaleza y el oficio político suficientes para llevar al cabo modificaciones legales de gran calado que mandatarios con mayores títulos académicos, como Zedillo, y con mayor aceptación popular, como Fox y Calderón en su momento, fueron incapaces de realizar, a pesar de tener la fuerza y la legitimidad del cambio. Sobre todo en el aspecto laboral, pues prefirieron proteger el corporativismo para usarlo a su favor.

Lo que me hace dudar sobre la efectividad de las redes sociales como indicadoras del estado de ánimo social, al menos en el aspecto político, pues es verdad que a la fecha se encuentran plagadas de ofensas y vituperios como nunca antes a la imagen presidencial, lo que no corresponde con las imágenes de las giras y eventos en que participa el Ejecutivo, donde puede percibirse que Enrique Peña Nieto sigue gozando de cabal salud política.

Trumptánic.- Solo y a la deriva, el estrepitoso candidato del Partido Republicano ha visto impotente irse a pique su campaña; abandonado por la dirigencia de su partido, de sus figuras principales, de las minorías y, peor aún, de las mujeres, el misógino Donald va rumbo al fracaso.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.