Historia de vida

Yo sé muy bien cómo trabajar: abuela que mantiene a cinco niñas

Hace dos años falleció la mamá de las menores, desde entonces Micaela se hace cargo de ellas.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Micaela y sus nietas viven en un terreno ubicado en Cuna Maya, Cancún. (Eric Galindo/SIPSE)

Micaela y sus nietas viven en un terreno ubicado en Cuna Maya, Cancún. (Eric Galindo/SIPSE)

Rubi Velázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Entre láminas, maderas y plásticos que forman una casa en el asentamiento irregular Cuna Maya, habita la señora Micaela Jiménez, de 61 años de edad, quien con la venta de chatarra y ropa, saca adelante a cinco de sus nietas, tras el fallecimiento de la madre de las menores. 

Dos años atrás, la vida de Micaela cambió al recibir la noticia de la muerte de una de sus hijas, que se dedicaba a la venta de zapatos por catálogo: el día de su muerte se encontraba cobrando algunos de estos en el momento en que se desató un incendio al interior de un bar. 

También te puede interesar: Adolescentes tienen más de un hijo; abuelas se hacen cargo

Antes de ese fatídico día, realizaba la venta de chatarra de forma esporádica ya que sus gastos eran menores y lograba “pasarla” a pesar de que su esposo estaba bajo tratamiento en el seguro popular, a causa de cáncer de próstata.


Sin embargo tras el incendio, Micaela tuvo que vender su hogar en la colonia Tres Reyes para costear el sepelio de su hija, y dos meses después, el de su propio marido, por lo que tuvo que mudarse al terreno  en Cuna Maya, mismo que mensualmente paga otro de sus hijos.

Llorosa, afirmó a Novedades Quintana Roo que desde ese momento, Stefany, Emily, Fernanda, Patricia y Vanesa, todas ellas de entre cuatro y 10 años de edad; se han convertido en el motor de su trabajo y de su vida.

Por ellas, contó, diariamente se levanta a las cuatro de la madrugada para prepararles el desayuno y acarrear el agua con la que las menores se bañan, peinan y arreglan, hasta quedar listas para ir a la escuela.

"Yo sé muy bien cómo trabajar y lo seguiré haciendo para sacar adelante a mis chiquillas”

“Yo no me doy por vencida, yo sé muy bien cómo trabajar y lo seguiré haciendo para sacar adelante a mis chiquillas”, afirmó con convicción y aplomo.

El trayecto hasta la escuela es a pie, por alrededor de 30 minutos, y lo mismo para el tiempo de regreso a casa.

Mientras transcurre el horario escolar, Micaela aprovecha para salir a buscar chatarra, lavar la ropa que le donan o reparar algunos artefactos o muebles que saldrá a vender el fin de semana en los tianguis de las regiones.

Este es uno de los casos que se encuentra en las listas de beneficiados por parte de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), mediante despensas de forma bimestral y a través del programa “Seguro de vida para jefas de familia”, el cual protege mediante una aportación económica a menores en caso de que las madres fallezcan.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.

1 COMENTARIO

Titi

Sipse me gustaria saber la direccion, tengo zapatitos y ropa en buen estado que le pueden servir a las niñas

Responder a este comentario5 | 0