25 de Julio de 2017

Opinión QRoo

Así no, señor Fiscal

En reacción a publicaciones incómodas a su persona, el Fiscal quintanarroense, Miguel Ángel Pech Cen...

Compartir en Facebook Así no, señor FiscalCompartir en Twiiter Así no, señor Fiscal
En reacción a publicaciones incómodas a su persona, el Fiscal quintanarroense, Miguel Ángel Pech Cen, lanzó una respuesta pasivo-agresiva a principios de esta semana que bien puede ser catalogada como una amenaza velada para todos los que ejercemos el oficio periodístico desde cualquier trinchera, que cobra peculiar relevancia al tratarse de la autoridad encargada directamente de procurar y aplicar la justicia.

En un mismo escrito, el Fiscal se presume “respetuoso de todas las manifestaciones y expresiones de los medios de comunicación y población en general”, para después recetar un tremendo pero: se reserva el derecho a emprender acciones jurídicas contra quienes se atrevan a difamar a la institución o a su persona, aunque la difamación como tal ya no existe en el código penal local, pues los artículos 132 y 133 en los que se sustentaba fueron derogados desde hace varios años.

Me sumo a las voces que rechazan estos actos de intimidación, tanto aquellos disfrazados de cordialidad pero acompañados de una carga para reprimir la libre expresión, como las acciones abiertamente opuestas a la ley, como la que vivió nuestro compañero Paco Acosta en Cancún a manos de Policías Ministeriales.

Amordazar la libertad de expresión, no es y nunca será aceptable.
Comedia Tricolor
En los meses recientes el diputado local y dirigente del PRI estatal, Raymundo King de la Rosa, ha mostrado una nueva faceta de su personalidad, un tremendo talento oculto que ha ido perfeccionando con el paso de los días y que incluso puede utilizar como carrera una vez que concluya su camino en la política, lo que por cierto puede ser muy pronto.

Pues el diputado chetumaleño resultó ser tremendo comediante, capaz de arrancar sonoras carcajadas hasta a la más melancólica de las personalidades con sus declaraciones hilarantes, ya sean verbales o por escrito.

Vaya, ni siquiera los profesionales del “stand up” -comedia de pie- tan popular en estos tiempos cumplen esa meta con tanta facilidad, ya que Raymundo utiliza el absurdo, la ironía y la autoburla implícita de manera magistral.

Esta semana he reído como chiquillo en el circo disfrutando la lectura de sus tuits y sobre todo de los graciosos boletines llenos de humor negro que un día sí y otro también receta el dirigente priista para deleite de los seguidores de su comedia.

El que se llevó las palmas, por supuesto, fue un comunicado donde King de la Rosa celebró la detención de los ex gobernadores Tomás Yarringtón Ruvalcaba y Javier Duarte de Ochoa, este último acusado de actos de corrupción muy similares a los del ex mandatario quintanarroense Roberto Borge Angulo, amigo, protector y creador de Raymundo King.

“La probidad e integridad hoy debe ser el sello distintivo de quienes reciben la oportunidad de integrar el servicio público, sean electos mediante el voto popular o designados, todos están obligados a someterse al imperio de la ley”, señala en el escrito el dirigente Tricolor en un ejemplo magnífico del uso del cinismo y la autoflagelación como recurso cómico.

Pero Raymundo no es un comediante limitado y demuestra continuamente su dominio de todos los recursos de la comedia moderna; nos deja ver su talento para el absurdo y la hipérbole cuando levanta la voz para “solidarizarse” con los legisladores de Venezuela, o cuando “corrió” a los corruptos del PRI a Morena o a la cárcel, o esas veces que exige medidas anticorrupción y al mismo tiempo deja ver su tremenda cola, o también cuando se pronuncia como defensor de los trabajadores oprimidos mientras patea el trasero de humildes trabajadores del PRI estatal.

Es un comediante irreverente, cínico y políticamente incorrecto, y esa es la clave de su éxito para hacer reír a todo mundo, con la contada excepción de los militantes Tricolores, a los que no les causa gracia que su dirigente esté utilizando a lo que queda del maltrecho partido para su acto cómico.

Cuestión de perspectivas, supongo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios