Miércoles, 28 de Septiembre del 2016
Bacalar

Incrementar el hato, un reto para los productores de ovino

La falta de pie de cría ha afectado, por lo que tienen que conseguirlo en Campeche o Yucatán.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Los productores no alcanzan a cubrir la demanda que representan cuatro corredores de consumo de ovinos en el sur del estado. (Javier Ortiz/SIPSE)

Los productores no alcanzan a cubrir la demanda que representan cuatro corredores de consumo de ovinos en el sur del estado. (Javier Ortiz/SIPSE)

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Productores de ovinos presentan dificultades para incrementar el hato local, debido a que tienen que recurrir a Yucatán o Campeche para ello, debido a que quienes desean incursionar en la actividad, no cuentan con posibilidades de adquirir de manera local los pies de cría.

Florencio Song Solís, presidente de la Asociación de Ovinocultores del Caribe, consideró esta situación grave, pues actualmente no alcanzan cubrir la demanda que representan cuatro corredores de consumo de ovinos en el sur del estado, lo que significa que la demanda supera la producción y pronto podrían presentar déficit.

También te puede interesar: Altas temperaturas ponen en riesgo al ganado

Dijo que sin embargo, esta situación debe ser aprovechada, debido a que cuentan con la ventaja de la comercialización y sólo se deben reorientar las políticas que permitan contar con un programa ovino estatal donde se concentren los recursos de todas las dependencias, de modo que quien quiera incursionar en la actividad tenga un lugar donde se le pueda brindar información, capacitación, inversión y se le apoye para la comercialización.


Recordó que hasta hace algunos años, se tenían que conformar grupos de 400 o 600 corderos gordos para mandarlos al centro del país, donde se presentaba la mayor demanda, debido a que a nivel local no existía una comercialización efectiva y era el principal problema que enfrentaban los productores.

No obstante, actualmente la situación se ha revertido y la producción no alcanza siquiera para cubrir la demanda local que es de aproximadamente 400 borregos cada 15 días, en los aproximadamente 20 negocios de venta de barbacoa que existen en varios “corredores” como los ubicados en Huay Pix, Xul-Há, Bacalar, el Ingenio Álvaro Obregón y Madrazo, así como en sitios donde anteriormente no existían como Felipe Carrillo Puerto y Tulum.

Consideró que la ovinocultura es una actividad noble que se puede alternar con cualquier otra actividad del campo, como la agricultura por ejemplo, por lo que cada vez incrementa el número de productores.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.