Cancún

Llegan los medicamentos para combatir los males crónicos

La Secretaría de Salud Estatal (Sesa) ya tiene asegurado el abastecimiento de medicinas.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Pese al argumento de la Sesa, pacientes aseguran que aún padecen carencias. (Redacción/SIPSE)

Pese al argumento de la Sesa, pacientes aseguran que aún padecen carencias. (Redacción/SIPSE)

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- De acuerdo con la Secretaría de Salud Estatal (Sesa) ya se tiene seguro el abastecimiento de medicamentos para tratar enfermedades crónico-degenerativas y con ello beneficiar a derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y afiliados al Seguro Popular; sin embargo, pacientes del sector salud refieren que la atención que les dan sigue siendo deficiente, pues reciben tratamientos incompletos por falta de insumos.

También te puede interesar: Estos son los primeros signos de que tu cuerpo tiene cáncer

“En consulta nos dan la receta para surtirnos en farmacia, pero nos recomiendan que si no hay, lo surtamos en farmacias particulares para llevar un buen control"

“En consulta nos dan la receta para surtirnos en farmacia, pero nos recomiendan que si no hay, lo surtamos en farmacias particulares para llevar un buen control de la enfermedad, el problema es que en mi caso cuando es incompleto el tratamiento me genera más de 300 pesos de gasto al mes y cuando no hay en existencia se duplica”, dijo Ramiro López,  paciente del Hospital General.  

Juan Ortegón Pacheco, titular de Sesa, declaró que medicamentos como metformina e insulina, en este caso para tratar la diabetes, no faltarán en los próximos meses cuando los pacientes acudan a consulta. Explicó que la aportación para la compra fue 100% con recursos federales, y que la noticia de que se haya realizado compras de medicamentos para esos males ayudará a garantizar el control de sus pacientes.


Según especialistas, ambas enfermedades están relacionadas con la obesidad y predisponen a los pacientes a problemas de mayor gravedad.

“Es muy frecuente que al acudir a la farmacia de la Unidad Familiar o al Centro de Salud y que a uno le digan que el medicamento recetado no se encuentra en existencia, al final termine comprándolo en otro lado”, expresó Nelly, una paciente de 60 años con más de una década recibiendo tratamiento para tratar su hipertensión. 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.