Cancún

Sacan a los cocodrilos de su hábitat por ataques a humanos

Al recibir alimentos de la gente, los saurios de la laguna Nichupté pierden el miedo.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Hace más de 10 años se observaban más de un cocodrilo por kilómetro lineal en la laguna. (Tomás Álvarez/SIPSE)

Hace más de 10 años se observaban más de un cocodrilo por kilómetro lineal en la laguna. (Tomás Álvarez/SIPSE)

Arely Vázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Entre el 2014 y 2015 se extrajeron de la laguna Nichupté tres cocodrilos adultos de más de dos metros por entrar en conflicto con el ser humano y se encontraron cinco muertos en promedio, de acuerdo con un estudio de la Asociación Onca Maya.

“Tenemos algunos años colaborando con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y Consejo Nacional del Ambiente (Conam), tenemos como dato que se han extraído como tres o cuatro cocodrilos que son problemáticos, que entraron en conflicto con seres humanos, y los otro cinco son algunos encontrados muertos”, explicó Javier Carballar, integrante de la Asociación Onca Maya.

Mencionó que esta cifra es de un estudio que se hizo a finales de 2014 y principio de 2015; el principal problema de que los cocodrilos han sido removidos de su hábitat, incluso, atacados por el ser humano, son las consecuencias de que las personas les arrojan comida y provocan que estos animales les pierdan el miedo.

Durante varios años se han hecho monitores, estudios poblacionales de cocodrilos, toda la metodología que existe en el mundo de los cocodrilos y el sacar todas sus características.


También te puede interesar: Cocodrilo ataca a turista en la Laguna Nichupté de Cancún

Javier Carballar comentó que hace más de 10 años se observaban más de un cocodrilo por kilómetro lineal en la laguna y ahora se ve menos o nada; además de que los cocodrilos adultos de río que más proliferan en esta zona, también llamado americano cuyo nombre científico es crocodylus acutus, se ha visto mermado ante esta situación.

Teresa Patricia Santos González, de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), dijo que los cocodrilos que viven en la laguna Nichupté cerca del área de hoteles son vulnerables porque se les dan de comer y modifican sus hábitos alimenticios por lo que relacionan la comida con la presencia de personas o turistas por lo que se puede tener un encuentro desafortunado.

Respecto al caso Tajamar, Santos González comentó que no se puede hacer nada, ya que son áreas privadas, sin embargo, el problema se hizo fuerte debido a que los animales y plantas de este lugar no fueron reacomodados, lo que ocasionó enojo entre ciudadanos.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.