28 de Junio de 2017

Chetumal

¡No se rinden! Seguirá Ecosur con la búsqueda de transgénicos

Están a la espera de los kits de investigación y continuar con pruebas.

Las mieles exportadas a Alemania son analizadas previamente. (Eddy Bonilla/ SIPSE)
Las mieles exportadas a Alemania son analizadas previamente. (Eddy Bonilla/ SIPSE)
Compartir en Facebook ¡No se rinden! Seguirá Ecosur con la búsqueda de transgénicosCompartir en Twiiter ¡No se rinden! Seguirá Ecosur con la búsqueda de transgénicos
Ángel Castilla/ SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los investigadores del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) están a la espera de los kits de investigación y continuar con las pruebas para detectar soya transgénica. Prevén iniciar en febrero de 2017.

En diciembre de 2015 Ecosur confirmó la siembra de soya transgénica en la comunidad menonita del Ejido de Nueva Salamanca en Bacalar, tras haber practicado 18 pruebas en Salamanca y 29 en Blanca Flor. Sólo en el primer ejido dieron positivo ocho pruebas. Ambas muestras se realizaron en octubre de 2015.

También te puede interesar: Ejidatarios recibirán pago por tierras del aeropuerto hasta marzo

Roger Villanueva Gutiérrez, investigador de Ecosur, informó que para la adquisición de  los kits se requiere aproximadamente 25 mil 500 pesos, costo que será absorvido por los productores de miel de la región y el centro de investigación para continuar con las pruebas y determinar si la semilla u hoja es transgénica en las comunidades de Salamanca, El Bajío y Blanca Flor.

“El riesgo de que el problema se acrescente en la zona, es la contaminación de la miel, ya que el polen de la soya transgénica es muy fácil que se contamine y por consiguiente no puede ser vendida como miel orgánica”.

Expresó que por esta razón es muy importante realizar estudios en esta zona. Las mieles exportadas a Alemania son analizadas previamente, los apicultores envían muestras al país europeo que son analizadas y si detectan elementos transgénicos son rechazadas, pero se corre el riesgo de que la producción que se consume localmente esté contaminada, al no existir la regulación que hay a nivel internacional.

Impacto severo

Villanueva Gutiérrez expuso además que está el impacto severo al medio ambiente, por el modelo que los campesinos utilizan, pues desmontan la vegetación, siembran la semilla de la soya y esparcen herbicidas muy poderosos como el glifosato, de amplio espectro, desarrollado para eliminación de hierbas y arbustos. 

“Los productos se van acumulando en el suelo y en las plantas, ocasionando que las abejas pierdan el sentido de la ubicación, como ha sucedido en Europa y Estados Unidos, donde  no vuelven a sus colonias. Los químicos atacan el sistema nervioso y mueren en el campo”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios