Chetumal

Monitorearán el ADN de la Laguna de Bacalar

Con un nuevo método creado podrán detectar alguna alteración o efecto de contaminación.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
De está forma se realizará un monitoreo para e identificar si el cuerpo de agua presenta alguna alteración o efecto de contaminación. (Archivo/SIPSE)

De está forma se realizará un monitoreo para e identificar si el cuerpo de agua presenta alguna alteración o efecto de contaminación. (Archivo/SIPSE)

Claudia Martín/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Dos investigadores del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) Chetumal, presentaron un nuevo método para monitorear la Laguna de Bacalar e identificar si el cuerpo de agua presenta alguna alteración o efecto de contaminación.

Se trata de los estudiosos Martha Valdés y Manuel Elías Gutiérrez, quienes a través de muestras directas e indirectas de ADN del agua podrán identificar el ingreso de nuevas especies, especies invasoras, grados de contaminación, cambios en el PH o calentamiento del sistema.

También te puede interesar: La Laguna de Bacalar alberga el mayor arrecife bacteriano

Dentro de los estudios preliminares, realizados a lo largo de un año en los grupos de zooplancton y peces, han determinado la presencia de más de 32 especies de peces que viven en la Laguna, de las cuales cuatro pudieran ser nuevos registros.


“Revisamos 14 litros de agua en ocho puntos diferentes, desde la comunidad de La Unión hasta la Laguna de Bacalar, identificamos las 32 especies y posiblemente cuatro sean nuevos registros. El método es tan eficaz y preciso que nos permitió identificar en la comunidad de Huay-Pix la presencia del oso hormiguero, diversos tipos de aves, algunos vertebrados, hasta el ganado y los pollos”, precisó Elías Gutiérrez.

De los posibles nuevos registros dijo que están iniciando el proceso para determinar si efectivamente lo son o solo fueron “falsos positivos”, es decir, peces que no sabían que ya se encontraban en el cuerpo de agua.

Comunidades completas y sensitivas

Para el grupo del zooplancton, aunque dijo que aún no se puede considerar como ADN, se utilizan métodos muy avanzados de secuenciación, incluso métodos únicos a nivel mundial que permiten identificar el tipo de zooplancton que hay en agua dulce.

Destacó que ambas son comunidades muy completas y sensitivas, es decir, responderían inmediatamente a cualquier cambio que se presentaba en la laguna, lo que permitiría, casi en automático, detectar que está ocurriendo algo en la Laguna, permitiendo intervenir de manera oportuna, primero para identificar el problema y una posible la solución.

“En el caso de que desaparecieran algunos rotíferos (animales microscópicos que habitan en aguas dulces, tierra húmeda, musgos, líquenes, hongos, e incluso agua salada), podrías empezar a buscar el por qué y qué hacer para remediarlo”, indicó.

Monitoreo en la Laguna de Bacalar

Elías Gutiérrez señaló que la idea es establecer una serie de estaciones a lo largo de la Laguna y trabajarlos en un futuro con estas metodologías de tal manera que rápidamente podamos saber si hay algún cambio en el sistema lagunar e incluso los humedales.

“Sería muestreo rutinario, ir tomar agua en esos lugares y con la metodología que hemos desarrollado traerla al laboratorio y procesarlas, habría que estandarizar el tiempo de muestreo para que sean comparables por ejemplo, cada mes o cada bimestre”.

Estimó que el proyecto de monitoreo tendría un costo inicial de dos o tres millones de pesos.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.