Cancún

Incremento de densidades favorece infraestructura turística

Presentan estudios que constataron irregularidades en el corredor Riviera Cancún.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Tratan de frenar los daños irreparables a recursos naturales en Cancún. (Jesús Tijerina/SIPSE)

Tratan de frenar los daños irreparables a recursos naturales en Cancún. (Jesús Tijerina/SIPSE)

Licety Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) comprobó ante  juez que se aumentaban las densidades del PDU del municipio de Benito Juárez 2014-2030, que favorecía levantamientos de infraestructuras turísticas en perjuicio del ecosistema, y como ejemplo de lo que ocurre en el corredor Riviera Cancún presentó estudios que constataron irregularidades y esta alta densidad, con ejemplos específicos que ponían en riesgo de daños irreparables a recursos naturales y  ejemplares de manglar, además de configurarse daños de imposible reparación.

El triunfo legal de Cemda puso en evidencia una irregular actualización de usos de suelo en diversos predios de gran relevancia ambiental en la zona hotelera de Cancún y se permitió la redensificación de otras áreas. Lo que en su conjunto causaría un impacto negativo en toda la ciudad que se traduciría en la pérdida de los beneficios que estas zonas de gran relevancia ambiental generan para la calidad de vida de los habitantes de Cancún al romperse el pequeño lazo de equilibrio que existe entre la población y actividades ya asentadas y las que se detonarán a futuro dado el desarrollo urbanización desequilibrado y amorfo que pretendía realizarse.

También te puede interesar: Decisión de juzgado beneficia a malecón Tajamar

Es por ello que Cemda  puso una demanda de amparo en contra del PDU de Benito Juárez porque redensificaba zonas que estaban destinadas a la conservación y preservación del equilibrio ecológico, además de la densificación al abrir la puerta a la construcción de más de 11 mil nuevos cuartos de hoteles.


Durante este proceso en el que logró Cemda la suspensión definitiva por parte del Juez Tercero de Distrito, el hotel Riviera Cancún fue un caso de estudio porque se trataba de un proyecto grande ubicado en un sitio de afectación a zonas de manglar, de recarga de acuíferos y porque todas las autorizaciones se están dando con base al reciente PDU, reveló  Sandra Moguel Archila, directora regional oficina sureste del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

“Habíamos solicitado una suspensión del PDU y el juez respondió que es un ordenamiento de interés público y como hasta el permiso de construcción en las casas se rige con este Plan de Desarrollo Urbano no aplicaba, por eso nos fuimos por el incremento de densidades en la zona hotelera porque está pegado al mar y nos preocupa mucho el tema de los desastres naturales”, añadió.

Indicó que ese es el tema central de Cemda con el PDU, al estar autorizándose proyectos inmobiliarios turísticos donde luego los hoteles y el inversionista salen dañados, pues no solo resultan afectados los ecosistemas, sino también la seguridad de los ciudadanos, en un derecho humano que es el disfrute de un ambiente sano para todos.

Ilegalidad

Con respecto al PDU, aclaró que es la primera demanda que interpone Cemda, pues no están en contra del desarrollo turístico, ni rechazan la inclusión de nuevos hoteles, pero sí se oponen a la ilegalidad de los instrumentos por lo que hacen una revisión en el tema de las densidades y la falta de armonización, es ahí donde levantamos  la mano, explicó.

En el caso del hotel denominado en el PDU como Lote 15-15 toda vez que están aún en un procedimiento de evaluación de impacto ambiental no pueden hacer una acción legal, pero sí –advirtió- pueden utilizar los mismos argumentos legales ante el PDU como son  los del cambio climático que pone en riesgo la seguridad de los ciudadanos y los turistas.

Por ello, destacó la entrevistada que el Centro Mexicano de Derecho Ambiental tiene una planeación estratégica que busca hacer litigios valiosos, por falta de personal y recursos, mismos que generan un precedente sobre el PDU y las densidades con criterios de selección a nivel organización.

En la demanda de amparo antes aludida, se invocaron los principios de certeza y seguridad jurídica, el precautorio, así como el principio pro persona. 

El pasado 5 de septiembre, el Tribunal Colegiado confirmó la suspensión definitiva de la obra, pero está condicionada. El Juzgado Tercero de Distrito, con sede en la ciudad de Cancún, determinó una garantía por más de 10 millones de pesos para conceder la suspensióndefinitiva de acuerdo al comunicado de Cemda.

Inconformidad 

Este organismo está inconforme por el monto que está condicionando el juzgado que emitió la resolución que contradice el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, según el cual es improcedente fijar garantía para que surta efecto la suspensión en el amparo, cuando el acto reclamado involucre la violación al derecho humano a un medio ambiente sano.

Esta medida es suficiente para que se castigue a los responsables de la devastación de cientos de hectáreas de flora, fauna y manglar, en proyectos tales como Malecón Tajamar, Riu Nizuc, Manglares de Nichupté y Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc, dijo la diputada federal Ivanova Pool del Partido de la Revolución Democrática.

Recordó que en su momento  advirtió que este documento era avalado en completa impunidad y en respuesta a intereses de particulares, por lo que llamó al Ayuntamiento de Benito Juárez a suspender la emisión de permisos de construcción bajo las densidades que establece actualmente el PDU.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.