25 de Junio de 2017

Opinión QRoo

La inacabada corrupción electoral

La naturaleza de las leyes es que son perfectibles, pero si algo han demostrado las electorales, es que están hechas a la medida de los actores políticos...

Compartir en Facebook La inacabada corrupción electoralCompartir en Twiiter La inacabada corrupción electoral
La naturaleza de las leyes es que son perfectibles, pero si algo han demostrado las electorales, es que están hechas a la medida de los actores políticos. Más aún, la de mayo de 2014 ha probado ser la peor en la historia de los órganos comiciales, no sólo por la sobrecarga y confusas tareas dadas al Instituto Nacional Electoral (INE), sino porque han hecho de los órganos estatales un amasijo de instituciones “eunuco”, cuya inoperancia es supina y su corrupción evidente, tolerada a ojos vista.

Este jueves, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emitió un resolutivo tan corrupto que será símbolo de la impunidad que pueden llegar a tener los funcionarios electorales del país, al determinar que el Congreso del Estado de Quintana Roo no tiene facultades para llevar a cabo los juicios políticos que había iniciado en contra de los magistrados del Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo), aun cuando su Sala Regional Xalapa había determinado fundadas las irregularidades cometidas por ellos.

El caso es tan abiertamente corrupto, que aún con la resolución de la Sala Xalapa y de que todo apuntaba a que los magistrados serían destituidos, el fin de semana anterior, el magistrado presidente del Teqroo, Víctor –el vivo– Vivas, circuló en sus cuentas de redes sociales las visitas que realizó en esos días al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; y al coordinador de los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Emilio Gamboa Patrón; y por obra y gracia de algún “espíritu bondadoso”, la Sala Superior determinó emitir la resolución en los términos dichos, aun cuando implique dejar en ridículo a su propio órgano regional.

Ayer mismo, el Congreso de Quintana Roo emitió un comunicado en el que asegura acatará la determinación del órgano comicial nacional, pero hace ver la incongruencia de su actuación y lamentó además públicamente lo corto de la resolución emitida; pues ni siquiera es vinculante, sólo solicitan enviar el expediente a la Cámara de Diputados –que allá por el 2025 resolverá el caso–.

El caso debiera preocupar a todos los actores políticos del país y particularmente de Quintana Roo, pues se está dejando un órgano electoral cuyo magistrados dependen políticamente y de manera abierta del gobierno federal; más aún, del PRI, sí, ese monstruo que dicen que vencieron en las elecciones de junio de 2016, y que ahora da la primera muestra de que está lejos de estar muerto; y amenaza con regresar si no se hacen las jugadas adecuadas; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

P.D. ¿y dónde estaba mientras todo esto ocurría, el primo del magistrado Vivas, el senador priísta y ex gobernador quintanarroense, Félix González Canto? Pues quién cree que concertó las citas del magistrado… Hasta ahí…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios