23 de Agosto de 2017

Opinión QRoo

La paz del Teqroo

Parte del éxito fueron las intensas negociaciones que sostuvieron los magistrados electorales .

Compartir en Facebook La paz del TeqrooCompartir en Twiiter La paz del Teqroo
Después de la tormenta de denuncias por presuntos actos de corrupción electoral y violencia política de sus magistrados y la amenaza de juicios políticos en su contra, vino la calma para el Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) desde la renuncia de su polémico ex presidente Víctor Vivas Vivas, quien continúa como magistrado.

El enroque en el liderazgo del Teqroo que puso a la cabeza a Nora Cerón González al ser la menos “quemada” de los tres magistrados que integran este tribunal fue la estrategia correcta, pues de inmediato se terminaron los escándalos y ahora el organismo navega por aguas apacibles, al menos por el momento.

Parte del éxito fueron las intensas negociaciones que sostuvieron los magistrados electorales con representantes de los poderes ejecutivo y legislativo, donde la principal exigencia fue la salida del “felixista” Víctor Vivas de la presidencia del Tribunal, para pactar una tregua en las hostilidades.

Y aunque la presidencia quedó en manos de Nora Cerón, magistrada ampliamente identificada con Vivas Vivas, ha contribuido su bajo perfil, muy alejado del carácter protagónico de su antecesor, para sacar al Tribunal de los vientos huracanados a zonas de bonanza.

Pero estos tiempos de paz pueden ser engañosos, pues aunque la cacería de los diputados del cambio contra los magistrados se terminó por los amarres pactados, la amenaza de nuevas tormentas electorales en el 2018 puede volver a desatar las hostilidades.

Es allí donde la presidenta Nora Cerón demostrará de qué está hecha, ya que por el momento su único papel ha sido el de remojar las heridas que azotaron la credibilidad del Teqroo y suavizar la cara del organismo ante la sociedad, mientras se ocupa de organizar cursitos intrascendentes para justificar el gasto de su abultado presupuesto.

La historia será muy diferente a partir del arranque del proceso electoral a finales de este año, cuando todos los partidos pasen a la ofensiva y el Tribunal tenga que asumir su papel de árbitro, con el triste lastre de su pasado de sometimiento al poder y de sus indefendibles resoluciones que exhibieron la incapacidad o complicidad de los magistrados electorales una y otra vez.

El reto de la presidenta del Teqroo es enorme, mientras se avecinan los primeros vientos del turbulento proceso electoral de 2018 que desatará ambiciones al por mayor, de ahí la necesidad de contar con órganos altamente confiables para hacer frente a este desafío en puerta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios