Martes, 27 de Septiembre del 2016
Cancún

Que no se deprima tu mascota, súbele 'la pila' así...

Se acostumbran a los hábitos de sus dueños, por tanto un cambio de rutina también afecta en su organismo.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
En algunos perros este estrés se manifiesta diferente. (Contexto/ Internet)

En algunos perros este estrés se manifiesta diferente. (Contexto/ Internet)

Teresa Pérez/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- ¿Has escuchado hablar del síndrome pos vacacional en tu mascota?, este mes patrio, es un mes de muchos cambios: regreso a clases tras un período de asueto; vacaciones laborales en verano, en fin, son días en los que la convivencia familiar acapara la mayor parte del tiempo.

Al estar en casa se pasan más horas de convivencia en familia, en ese rol por supuesto que incluimos a tu mascota a la que dedicarás tiempo para pasear, apapachar, y consentir.

También te puede interesar: La gran pregunta de hoy: ¿Los perros leen rostros? 

El problema llega previo a tu regreso a la rutina, a tus actividades cotidianas, pues tu mascota percibirá un grado de estrés en su alrededor que este iniciará con algunos cambios emocionales, más irritable, menos apetito, pero la primer semana en la que todo está como antes de ese gran receso que tuvo contigo, lo verás triste, apático, con falto de energía y a esto se le conoce como síndrome pos vacacional.


En algunos perros este estrés se manifiesta diferente, pueden estar inquietos, estresados, traviesos, desobedientes; otros lo resentirán poca energía, somnolientos, irritables, faltos de apetito, por ello en Maskotisimo te brindamos algunos consejos para que le hagas ese período más ameno y menos difícil para sobrellevar.

Y es que a dicho de los expertos, las mascotas se acostumbran a los hábitos de sus dueños, por tanto un cambio de rutina también afecta en su organismo y en su día a día.

¿Y cómo puedo ayudarle a superar la crisis de estrés?       

Observa durante las primeras semanas de tu vuelta de vacaciones si tu mascota está apática, inquieta, con falta de hambre o incluso con problemas de control de esfínteres. Estos síntomas te darán la clave para saber si a tu mascota le está costando la vuelta a la normalidad.

¿Cómo combatir el síndrome pos vacacional de tu mascota?

Nada puedes hacer con el tiempo que dedicas a tu vida diaria, pero puedes cooperar a resarcir esa ausencia que tiene de tu parte, juega y pasa más tiempo con él, platícale tus actividades, sácalo a pasear en cuanto llegues a casa, pues entenderá que también tiene su tiempo exclusivo contigo.

Después del paseo no estaría nada mal invitarle un baño relajante, dale mucho amor y no se te olvide que él siempre te espera dispuesto a compartir su tiempo contigo.

Toma nota

Alteraciones de hábitos de higiene: Nuevamente regrésalo a las actividades y horarios de salir a la calle para hacer del baño, recuerda siempre cargar con bolsitas para retirar los desechos del asfalto o área jardinada.

Reclamo constante de atención: Recuerda que estuvieron muy apapachados y solícitos durante las vacaciones, así que dales cariño, abrázalos y hazlos sentir que siguen siendo lo más importante en la familia.

Exceso de actividad: Si lo trajiste de paseo en paseo, viaje, y diversas actividades, entonces trata de hacer lo mismo a partir que llegues del trabajo, invítalo a darle un paseo, llévatelo a la playa a caminar un rato.

Perro triste y apático: Hay perros que el regreso a casa y a todas sus actividades no les sienta bien, así que espera a que pasen unos días para que vuelva a la rutina de familia en casa.

Llora o ladra cuando se queda solo: Seguramente llora cuando te vas, así que no te preocupes, hazle ver que te vas como siempre a tu trabajo y procura llegar a una misma hora para que sepa que aunque te alejes, regresarás a darle un mimo y apapacho.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.