Martes, 27 de Septiembre del 2016
Salud

¿Cuándo es preocupante la pérdida de cabello?

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El número de cabellos que se quedan en el cepillo no es tan importante como el espacio 'claro' que se ve en el cuero cabelludo. (BBCMundo)

El número de cabellos que se quedan en el cepillo no es tan importante como el espacio 'claro' que se ve en el cuero cabelludo. (BBCMundo)

Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- Cuando te peinas ¿sientes que el cepillo se queda con la mitad de tu cabello? Guarda la calma, lo importante no es la cantidad de pelo que se te cae, sino cómo se ve tu cuero cabelludo frente a un espejo, según expertos.

Debido al clima que predomina en el Caribe mexicano, en la región cuatro de cada 10 personas padecen dermatitis seborreica, que es producida principalmente por la humedad, calor y el exceso de producción de grasa; sus síntomas son picazón, ardor y comezón en la región capilar, así como en otras partes del cuerpo.

Se estima que todos los días perdemos entre 50 y 100 cabellos, lo cual es absolutamente normal, informa el portal web BBC Mundo.

También te puede interesar: Encuentran al culpable de la aparición de canas


"Es algo fisiológico. En el cuero cabelludo tenemos pelos en distintas fases: unos están creciendo, otros están estabilizados y otros se tienen que caer. No hay de qué preocuparse", le dice a BBC Mundo Leyre Aguado, dermatóloga de la Clínica Universidad de Navarra, en España.

Y es que en muchos casos, la caída del cabello es una reacción al momento del año en que estamos y un recordatorio de nuestro pasado.

"Depende de la parte animal que aún conservamos, lo que los dermatólogos llamamos: el estigma filogenético. En todos los mamíferos con excepción de los humanos existe lo que se llama la muda sincronizada anual", le explica a BBC Mundo Ramón Grimalt, profesor titular de dermatología de la Universidad Internacional de Cataluña, también en el país Ibérico.

"Si tienes un perro o un gato, un ciervo o un oso, verás que cada año en primavera todos estos mamíferos se desprenden de modo sincrónico de todo su pelaje para pasar el verano frescos y, a partir de octubre y noviembre, sin tomar ningún suplemento o pastilla o sin ponerse una loción, vuelven a recuperar el pelo", indica el experto.

Pero a diferencia de esos animales, las personas no necesitamos de nuestro pelo para regular nuestra temperatura. De ahí que esa sincronización se haya perdido y que la mayoría tengamos una muda diaria de aproximadamente 50 a 100 cabellos.

El cabello se va cayendo y se va renovando a diario. El doctor Grimalt lo llama: un recambio.

¿Cuándo preocuparnos?

             Imagen: BBCMundo

Grimalt tiene un método infalible: "Lo que tiene que preocuparnos realmente es nuestra fotografía y no nuestro cepillo".

Pero, como explica el doctor, detengámonos a pensar en un detalle: si en general las mujeres llevan el cabello mucho más largo que los hombres, sus 100 cabellos desprendidos ocuparán un volumen superior en comparación con los 100 cabellos que se le caen a un hombre con el pelo corto.

"Que nadie se preocupe por el volumen del pelo que se le cae, se tiene que preocupar por su foto", indica el médico.  Comparar una foto del año pasado con una actual es un buen método para detectar si hay áreas "más claras" en la cabeza. ¿Ves menos pelos? Esa es la señal.

Para Aguado el signo de alarma no debe ser el número de pelos que se caen, sino notar que la densidad de pelos que vemos en el cuero cabelludo ha disminuido, que se vean zonas más claras en la cabeza.

La paradoja de la calvicie

              Imagen: BBCMundo

Aunque parezca imposible de creer, Grimalt explica que a los hombres que se han quedado calvos no se les ha caído el pelo.

"Las enfermedades que provocan calvicie en la mayor parte de los casos no van asociadas a un aumento del recambio porque precisamente la raíz está enferma. Y al enfermarse la raíz, la persona no desprende pelo porque no le sale", explicó.

Es así como, de acuerdo con el profesor de la Universidad Internacional de Cataluña, el mensaje va en sentido contrario:

"Si se me recambia el pelo, estoy sano. Si se me cae el pelo es una buena señal: el pelo nuevo que está debajo está apretando para que caiga el pelo viejo", dice Ramón Grimalt, Universidad Internacional de Cataluña.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.