22 de Julio de 2017

Quintana Roo

Pez León, el gran depredador, finalmente tiene un rival: el hombre (video)

Los esfuerzos por combatir la población de esta especie han comenzado a rendir frutos en Quintana Roo.

El pez león es una especie invasora que no tiene depredador natural, es por eso que se llevan a cabo campañas para mermar su presencia en el mar Caribe. ( Parque Nacional de Los Arrecifes)
El pez león es una especie invasora que no tiene depredador natural, es por eso que se llevan a cabo campañas para mermar su presencia en el mar Caribe. ( Parque Nacional de Los Arrecifes)
Compartir en Facebook Pez León, el gran depredador, finalmente tiene un rival: el hombre (video)Compartir en Twiiter Pez León, el gran depredador, finalmente tiene un rival: el hombre (video)
María José Castillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- A nueve años de que se detectó la presencia de ejemplares de pez león (Pterois antennata) en las costas del Caribe, ha cobrado gran importancia en Quintana Roo debido al daño que ha causado tanto al arrecife mesoamericano como a más de 60 especies marinas que habitan en dicho ecosistema.

Debido al impacto que ha dejado, esta especie originaria del océano Índico tropical, ya es considerada dentro de las políticas ambientales con planes de control de la especie; y en las actividades turísticas, como son los tours de avistamiento, torneos de pesca y la gastronomía, medidas gracias a las cuales ha mermado su presencia en Quintana Roo.


Cortesía de Marisol Rueda

También te puede interesar: “Cómo proteger el ecosistema de especies exóticas invasoras'

De acuerdo con Marisol Rueda Flores, coordinadora para México de la Iniciativa Arrecifes Saludables, que opera desde Playa del Carmen, los peces león pueden depredar alrededor de 60 especies diferentes, incluso crustáceos y moluscos.

El problema es aún mayor cuando se toma en cuenta la rapidez con la que se reproduce.

“La población del pez león crece bastante rápido, una hembra puede poner 30 mil huevos al mes; se reproducen muy rápido, son como los conejos del mar, y sí ha tenido un desbordamiento pero que al mismo tiempo ha sido controlado a través de los años”, detalló la experta en entrevista.

(Foto:Festival de los Océanos 2017)
"Una hembra puede poner 30 mil huevos al mes; se reproducen muy rápido, son como los conejos del mar"

Un video documental difundido por Saving our Sharks (SOS) a través de YouTube explica que el pez león fue introducido en el mar Caribe en 1992 como consecuencia del manejo inadecuado de un acuario en Miami y de particulares que adquirieron esta especie exótica. Se cree que su introducción fue accidental, cuando el huracán Andrew destruyó un acuario cercano a la costa, lo que provocó que algunos ejemplares fueran liberados en la playa Biscayne Bay, en Florida.

Afectación al ecosistema

Arrecifes Saludables se enfoca en monitorear el arrecife mesoamericano, que es el segundo más grande del mundo y comprende mil kilómetros de costa que abarcan toda la costa de Quintana Roo, pasa por Belice, Guatemala y termina en las islas de la bahía en Honduras.

La experta recalcó que el pez león es una especie invasora, es decir que no pertenece a este lugar. Es originario del indopacífico y se empezó a registrar por primera vez en el arrecife mesoamericano en el 2008; uno de los primeros lugares en donde se registró fue Cozumel.

“Nosotros dentro de la iniciativa de arrecifes saludables hacemos unos reportes sobre la salud del arrecife mesoamericano cada dos años y en el reporte de 2012 hicimos un conteo de los peces tanto comerciales como herbívoros y también contabilizamos cuántos peces león había en cada uno de los sitios que visitamos y encontramos que, de los 133 sitios que se muestrearon en los cuatro países mesoamericanos, en un cuarto de los sitios había presencia del pez león”, señaló.

(Foto:Festival de los Océanos 2017)

Agregó que Honduras fue el país que en aquel entonces presentó la mayor densidad de pez león en comparación con los otros, México y Belice fueron los que tuvieron la menor densidad; atribuye este ‘logro’ a los esfuerzos que se han hecho en Quintana Roo, en específico por parte de la Comisión Natural de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), en conjunto con otras organizaciones de la sociedad civil.

Rueda Flores compartió que el doctor Ernesto Arias del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) de Mérida hizo un modelo para predecir cómo la presencia del pez león podría afectar en el futuro algunas especies comerciales como los meros: el en el año 2011 monitoreó el arrecife “Alacranes”, que no es parte del sistema arrecifal mesoamericano, y concluyó que en 15 años los meros se podrían ver disminuidos en su población entre un 14% y un 45 %, aproximadamente.

El gran depredador

“El pez león no tiene depredadores naturales. En algunos países se ha intentado fomentar que algunas especies, como tiburones, meros o pargos, empiecen a comérselos: se los empiezan a dar muertos y ya se han visto casos en los que los pargos han comenzado a comer los peces león, sobretodo en otros países mesoamericanos; no hay tanto registro aquí en Quintana Roo”, apuntó la coordinadora de Arrecifes Saludables.

(Foto: Parque nacional arrecifes)
"El pez león no tiene depredadores naturales. En algunos países se ha intentado fomentar que algunas especies, como tiburones, meros o pargos, empiecen a comérselos"

Sin embargo, además de estas medidas se han implementado acciones paralelas para disminuir la población de este pez en la entidad.

Entre ellas se encuentra la pesca y comercialización de dicha especie para el consumo humano, además de torneos de pesca en los cuales este depredador es el protagonista.

Blanca Alicia Quiroga García, encargada del Departamento de Monitoreo y Vinculación Académica de la Conanp, sigue de cerca las acciones para restringir la proliferación del pez león y trabaja en el Parque Nacional de Arrecifes Cozumel, justo en donde se vieron por primera vez ejemplares de pez león.

(Foto: Parque nacional arrecifes)

En entrevista, aseguró que tras este hallazgo se ha mantenido el monitoreo de la especie y se ha encontrado que hay alrededor de 30 individuos por hectárea.

“No tenemos datos crudos pero los reportes que nos están haciendo indican que casi no se observa (pez león), de hecho la cooperativa, que es una de la que los comercializa ya no está encontrando la cuota que normalmente hallaba”, comentó.

Aparece su depredador: el hombre

Luego de varias campañas se ha logrado generar un beneficio ecológico y económico, pues se trabaja en el fomento de un mercado que demande este pez.

Por tal razón se ha creado el primer Comité Nacional de Atención para la atención del Pez León en México, cuya función es recabar datos de problemáticas respecto al control de la especie y compartirlos con otros países americanos en donde este animal acuático tiene presencia.

“Es una iniciativa que se deriva de la estrategia regional para el control del pez león, que incluye al sistema de arrecifes mesoamericano, que abarca los países de México, Guatemala, Belice y Honduras”, detalló.

Entre las prioridades de este Comité se encuentra la vinculación de cooperativas de pescadores que pueden ayudarse mutuamente, de modo que mientras obtienen un beneficio económico, también ayudan a evitar que haya más depredación.

“En la última junta se tuvo muy presente la parte de la comercialización, que unas cooperativas ya tienen este proceso bien definido, pero no cuentan con el producto (pez león), pero en otros lugares donde sí hay, no se está comercializando, entonces se trata de hacer esta coordinación en estas áreas donde hay y no se comercializa con las áreas en donde no hay pero sí se comercializa”, señaló.

Ya es un atractivo dentro y fuera del mar

Debido a que tiene una reproducción acelerada, los programas de combate a la especie se mantienen, de modo que mientras las cooperativas pesqueras atrapan a los ejemplares, los prestadores de servicios turísticos los aprovechan como atractivos tanto dentro de mar, como fuera, específicamente, sobre un plato acompañado de una buena guarnición.

“Desgraciadamente tenemos siete años con este fenómeno y no se ha podido erradicar, al contrario, se ven todavía más peces”, lamenta Erick Alfredo Sánchez Cerezo, guía de snorkel y de buceo en Puerto Morelos.

“Desgraciadamente tenemos siete años con este fenómeno y no se ha podido erradicar, al contrario, se ven todavía más peces”

Sin embargo quienes trabajan de cerca con el mar y el turismo han aprendido a ‘sacarle jugo’ a la presencia de este animal.

“Ya es parte de aquí, nosotros que hacemos tours y buceo cuando vemos un pez león se lo mostramos a la gente y no solo de Puerto Morelos sino de toda la Riviera Maya, pues ya es parte, se adaptó y nosotros nos tenemos que adaptar a él también”, apuntó el buzo.

(Foto:Festival de los Océanos 2017)

Pero la promoción no se queda ahí, cada vez que Sánchez Cerezo tiene oportunidad le habla a la gente de lo rico que es este pescado en ceviche y desmiente las versiones de que es una especie ‘prohibida’ para el consumo humano.

Justo en este rubro cobra vital importancia la labor que realiza Benjamín Nava Vargas, Director de la carrera de tecnología en la universidad tecnológica de la Riviera Maya, quien colaboró en la elaboración de ideas culinarias para consumir el pez león.

“Tenemos ya dos recetarios digitales, son recetas muy sencillas, desde dedos de pescado, ceviches… también hay una sopa de pescado de pez león, hasta preparaciones específicas con los diferentes perfiles de restaurantes o de cocinas mundiales reconocidas, con sabores asiáticos, sabores italianos, obviamente sabores mexicanos”, compartió el chef.

Apuntó que llegar a este punto requirió de un camino que se fue abriendo con diferentes talleres de capacitación y de concientización entre la población para eliminar el mito de que la carne de este pez era venenosa.

“Hay un respaldo de estudios de biólogos en donde se hicieron diferentes pruebas, sacaron el perfil nutrimental (del pez león), se dieron cuenta de que tiene una gran cantidad de omega tres y que es una carne de pescado bastante noble y que necesitaban el lado gastronómico para ver cómo se podía preparar”, detalló.

(Foto:Festival de los Océanos 2017)

El experto en gastronomía asegura que se puede comer a la plancha pues tiene un sabor a pescado de carne blanca magra, dulce, lo cual la hace compatible con cualquier tipo de marinado.

"Hay cerca de 50 recetas y hay algunas muy sencillas, como gorditas que en lugar de chicharrón tienen adobo de pescado con chorizo"

“Hay cerca de 50 recetas y hay algunas muy sencillas, como gorditas que en lugar de chicharrón tienen adobo de pescado con chorizo, con su salsa verde, queso y cebolla; hay otra propuesta que es sushi, tendencias italianas, entre otras”, apuntó Nava Vargas.

Y gracias a que la comunidad se ha permitido probar el sabor de este ejemplar, actualmente se trabaja para que su carne esté disponible en las pescaderías y se ponga al alcance de toda la población.

Cabe señalar que en el precio está incluido el trabajo que requiere su captura, pues por sus características demanda labores de buceo y de arponeo, lo cual encarece el costo.

A pesar de esto, el pescado entero ronda los 150 pesos, mientras que ya fileteado cuesta entre 330 y 350 pesos.

Y estos son los frentes que están abiertos para el combate a la depredación que causa el pez león en el ecosistema marino local, de modo que si algún día encuentras en un menú, o en una pescadería el nombre ‘pez león’, no dudes en darte la oportunidad de probarlo y así contribuirás a proteger el arrecife, a más de 60 especies marinas, ayudarás a la economía de cooperativas pesqueras y fomentarás la industria gastronómica de Quintana Roo.

Con información y videos de Sergio Orozco/SIPSE

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios