Chetumal

Cien toneladas de chicle, a la espera de lluvias

El cambio climático ha modificado los períodos de precipitaciones y retrasado la producción.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El consorcio de chicles orgánicoz Chicza tiene detenida la producción por la falta de lluvias. (Ángel Castilla/SIPSE)

El consorcio de chicles orgánicoz Chicza tiene detenida la producción por la falta de lluvias. (Ángel Castilla/SIPSE)

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Consorcio chiclero Chicza no ha iniciado la temporada chiclera debido a que el período de lluvias no ha sido favorable para la actividad; antes ‘chicleaban’ en agosto y ahora será a finales de septiembre.

Manuel Aldrete Terrazas, gerente general del consorcio productor de chicle orgánico, dijo que el impacto del cambio climático ha retrasado la cosecha del producto, porque no tiene caso iniciar cuando no existen las condiciones adecuadas.

Informó que durante este período se producen cerca de 100 toneladas de chicle, dependiendo de las condiciones climáticas, debido a que las precipitaciones pluviales no han sido contantes, pues hay semanas sin agua, otras con tormenta y en otras, son lluvias esporádicas, que no son suficientes. 

También te puede interesar: Chicleros aprovecharán los recursos de la selva


Para aminorar el impacto económico entre los chicleros, agregó que en conjunto con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), trabajan en un proyecto de rescate de acahuales, zonas que fueron de agricultura y ahora serán forestales, generando empleo para aproximadamente 300 chicleros.

“Esta actividad compensará un poco el atraso en los trabajos de la recolección del chicle, estamos a la espera de que las gestiones ante Financiera Nacional como instancia ejecutora de la Sagarpa funcionen bien”, dijo.

Explicó que si las gestiones no se burocratizan, el programa iniciará en un lapso de entre 10 a 15 días, y durante un período de cuatro a cinco meses combinarán los trabajos del rescate de acahuales con la actividad chiclera.

Fuentes de empleo

El proyecto beneficia directamente 300 chicleros y alrededor de esta actividad se triplicaría el número de personas beneficiadas, que tiene una inversión de 10 millones de pesos. 

Los acahuales son terrenos que fueron agrícolas con vegetación secundaria, como arbustos, espacio que será limpiado para sembrar árboles guías, con una proyección económica, como el ramón, chicozapote y la pimienta silvestre, en busca de incorporar en un futuro, otros productos al mercado nacional e internacional.

“En este momento se tiene al santo de cabeza y de acuerdo como se han comportado las últimas cinco temporadas, en octubre debe de regularizarse, esta temporada chiclera habrá empleo para más de mil personas; somos un consorcio estabilizado en el mercado europeo, donde comercializamos entre 80 a 100 toneladas de goma de mascar”, finalizó.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.