Playa del Carmen

Se 'despide' con 89 años don Damián; el voceador más famoso de la ciudad

Durante la tarde de este día, se confirmó su fallecimiento.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Don Damián, contaba con alrededor de 25 años de labor cotidiana. (Octavio Martínez/SIPSE)

Don Damián, contaba con alrededor de 25 años de labor cotidiana. (Octavio Martínez/SIPSE)

Redacción/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Durante la tarde de este día, personal del Hospital General de Playa del Carmen, confirmó el fallecimiento de Damián Pérez Calderón, destacado voceador de la ciudad, quien contaba con 89 años. 

Don Damián, tenía alrededor de 25 años de labor cotidiana. El pasado 24 de febrero ya había ingresado al área de urgencias del Hospital General de Playa del Carmen, por una insuficiencia respiratoria y descompensación. Alrededor de las 5:00 de la tarde del día de hoy se reportó muy grave. 

Don Damián nació en el Estado de Guerrero  y vivía en la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Usuarios de redes sociales ya están organizando homenajes en su honor, pues era un personaje muy querido por la población. El 7 de octubre de 2012, se le hizo un reconocimiento ciudadano por su labor. 


Accidente en su lugar de trabajo 

En marzo de 2014 sufrió un atropellamiento por un taxista, en la avenida Constituyentes con Federal, mientras realizaba su trabajo. 

Con información de Octavio Martínez/SIPSE

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.

2 COMENTARIOS

Pepe

En respuesta a

Hace no mucho pase por alli...el señor siempre estoico sortenado carros. Aveces con la prisa uno no valora, acabo de enterarme de la noticia mediante este medio y me embargado mucha tristeza. Vivo en cancun y deseo descanse en paz.

Responder a este comentario2 | 0

Ariel Urtaza

Estamos muy tristes por esta gran pérdida que ha tenido Playa del Carmen. Don Damián era nuestro abuelito playense, un ser humano ejemplar que nos enseñaba todos los días la importancia del trabajo y cómo ganarse la vida de manera honrada sin importar las adversidades. No me puedo imaginar esa esquina sin él, es realmente triste pensar que ya no va a estar ahí para darnos sus bendiciones con sus dos manitas arrugadas y su mirada de bondad. Siempre tuvo buenos deseos para todo el que se le acercó. ¡Que Dios lo tenga en su Gloria! Q.E.P.D.

Responder a este comentario6 | 0