Chetumal

Subdelegado de Maya Balam se deslinda de ocupación de hectáreas

Consideró justa la acción porque el área fue donada para las personas que ahí se asentaban.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Los pobladores consideraron que lo más justo es que esas tierras sean trabajadas por los habitantes y no por un reducido grupo de personas. (Javier Ortíz/SIPSE)

Los pobladores consideraron que lo más justo es que esas tierras sean trabajadas por los habitantes y no por un reducido grupo de personas. (Javier Ortíz/SIPSE)

Javier Ortíz/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Pascual Pablo Bernabé, subdelegado de la comunidad de Maya Balam, se deslindó de la ocupación que hicieron los habitantes de un predio de 274 hectáreas que les pertenece, aunque lo consideró justo porque en su momento fue donado por la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) para la autosuficiencia de los que ahí se asentaban.

Recordó que en ese entonces se establecieron diferentes proyectos sociales, entre los que se encuentra una granja porcícola, otra apícola, avícola y un rancho ganadero que denominaron “Los Cascos”, y cumplieron el propósito de contar con alternativas de producción que sirvieron de base a la economía a las familias que se asentaron en esa localidad.

No obstante, en el último caso, del rancho ganadero que se fundó en el año 1984, varios de sus integrantes lo fueron abandonando, incluso varios de ellos regresaron a su natal Guatemala y al final, quedó en manos de un reducido grupo de compatriotas cuyos que con el paso de los años lo cercaron y convirtieron en proyecto personal.

También te puede interesar: Recorte presupuestal deja tramo carretero 'a medias'


El crecimiento de la población y la falta de tierras para que trabajen los jóvenes, provocó que reclamen la distribución de esas tierras que consideran, fue otorgado para la generalidad de la población; sin embargo, no consiguieron el propósito y fue que iniciaron la búsqueda de ayuda con instituciones como el Instituto de Patrimonio de la Administración Pública Estatal (IPAE).

Cierre de carretera 

Después de tres años de buscar por la vía legal que esas tierras sean distribuidas entre la población, decidieron hace un mes cerrar la carretera federal en demanda de atención por parte de las autoridades y a cambio sólo recibieron la promesa de concertar una reunión entre los pobladores y la Comar, pero a unos días que concluya la actual administración estatal y la falta de una solución concreta, en asamblea celebrada el pasado viernes, los habitantes acordaron por unanimidad, tomar lo que les pertenece.

Consideraron que lo más justo es que esas tierras sean trabajadas por los habitantes y no por un reducido grupo de personas, pues todos son campesinos y lo único que desean es contar con espacio para sus cultivos. Este domingo, los pobladores volvieron al terreno en mención para continuar su limpieza y posterior reparto entre ellos mismos.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.