Miércoles, 7 de Diciembre del 2016
Chetumal

Estudiantes de la Uqroo realizaron limpieza de restos de animales

La institución cuenta con permiso para enterrar los mamíferos marinos que son encontrados muertos.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
La osamenta con la que trabajaron fue de un manatí adulto que se encontró muerto a principios de este año. (Carlos Horta/ SIPSE)

La osamenta con la que trabajaron fue de un manatí adulto que se encontró muerto a principios de este año. (Carlos Horta/ SIPSE)

Ángel Castilla/ SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Un grupo de estudiantes de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) limpió la osamenta de un manatí adulto, como actividad didáctica, conozcan y entiendan el proceso de lavado de la armazón de mamíferos acuáticos.

La doctora Nataly Castelblanco-Martínez, especialista en el trabajo de mamíferos marinos, catedrática del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y profesora de tiempo completo de la Uqroo, señaló que la institución cuenta con un permiso para enterrar los mamíferos marinos que son encontrados muertos, con el fin de favorecer y facilitar la limpieza de la osamenta por estudiantes de la Uqroo.

También te puede interesar: Agencias de tours 'le echan el ojo' a Bacalar

“Tenemos geoposicionado el lugar donde se entierran los animales y después de aproximadamente tres meses se procede al desentierro para sacar la osamenta e iniciar la limpieza de la osamenta”.


El hueso ya no tiene ningún material blando, pero sí está lleno de tierra y otras cosas, por lo que es importante lavarlo en una rejilla donde se le echa mucha agua con jabón y se procede a la limpieza con cepillos.

Indicó que durante la limpieza de los huesos no se utiliza algún ingrediente químico con la finalidad de evitar que haya daño en las estructuras y que impidan efectuar los análisis y estudios por parte de los estudiantes.

“Durante los trabajos de limpieza los alumnos utilizan todos los instrumentos e insumos necesarios para evitar cualquier contacto o infección posterior, ya que se está trabajando con un animal muerto”.

Limpios y secos

Ya que los huesos están perfectamente limpios y secos se llevan a la colección zoológica, en cajas muy bien colocadas y una temperatura controlada, donde se dejan para posteriores estudios.

La osamenta con la que trabajaron fue de un manatí adulto que se encontró muerto a principios de este año, y la actividad sirvió como didáctica para que los alumnos vean que es un proceso dispendioso y largo que necesita mucho trabajo físico.

Animal Marino

“Las osamentas nos van a permitir explicar muchas cosas de la biología de los animales y conservación, entre otros datos importantes para nosotros los investigadores”.

Agregó que para la Universidad es muy importante recuperar el cuerpo de cada animal marino que fallezca, para su posterior investigación.

Agregó que los cuerpos recuperados se entierran aproximadamente a una profundidad de medio metro, para tener un control de sanidad y evitar que algún animal pueda desenterrarlos. 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.