48 años de impunidad

Una de las razones que provocaron la reunión en la Plaza de las Tres culturas fue la serie de represiones que hubo contra las manifestaciones estudiantiles.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

Pues ayer domingo, 2 de octubre, es una fecha que miles de mexicanos recuerdan con pesar y, por supuesto, la atrocidad del Gobierno federal encabezado por Gustavo Díaz Ordaz en contra de la comunidad estudiantil. De eso ya transcurrieron 48 años.

Para los más chavos que ni siquiera estaban imaginarse nacer (o sea, sus futuros padres todavía no se comían la torta antes del recreo), esto hechos también son conocidos como La matanza de Tlatelolco. De acuerdo con datos recabados, esta columna ofrece hoy un breve recuento de los acontecimientos que desembocaron en dicha fecha y algunas curiosidades que, a la fecha, no dejan de sorprender.

En julio de 1968 se produce una intervención militar en dos preparatorias del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la UNAM respectivamente, en la que decenas de estudiantes son detenidos y encarcelados.

Muchas otras instituciones se solidarizan con estas escuelas y comienzan a protestar exigiendo la liberación de los presos y la salida del Ejército. Las manifestaciones continúan durante el transcurso del año, mientras que poco a poco logra convocar también a profesores y un gran número de civiles.

El movimiento tiene gran aceptación y este fenómeno se explica por la gran cantidad de gente que se encontraba reunida en la Plaza, aquel día.

El 2 de octubre de ese año se programó un mitin para las 5 de la tarde, pero sólo uno de los líderes de la manifestación (Heberto Castillo) pudo decir su discurso, pues tanto el Ejército como el famoso grupo paramilitar Batallón Olimpia abrió fuego contra los manifestantes, sofocando la reunión y provocando una masacre.

El suceso desembocó en muerte, centenares de desaparecidos y otro tanto más de presos políticos. También muchos de los detenidos fueron sometidos a diversas clases de tortura.

La versión oficial que el Gobierno dio a la matanza fue que el movimiento de los estudiantes era una conspiración para dar apoyo a los países comunistas y que querían sabotear los Juegos Olímpicos que iban a celebrarse en México.

El presidente Gustavo Díaz Ordaz aseguró por años que él nunca ordenó que el Ejército atacara a los civiles, por lo que la responsabilidad de las acciones recaía sobre el secretario de Gobernación, Luis Echeverría Álvarez, quien, irónicamente, se convirtió en Presidente el sexenio siguiente de 1970 a 1976.

Y a continuación, algunas curiosidades sobre el 2 de octubre de 1968.

1.- Entre una de las declaraciones más sorprendentes de Díaz Ordaz sobre este suceso fue la siguiente: “Estoy muy orgulloso de haber podido ser Presidente de la República y haber podido, así, servir a México. Pero de lo que estoy más orgulloso de esos seis años es del año de 1968, porque me permitió servir y salvar al país, les guste o no les guste (...)”. Lo dijo siendo embajador en España.

2.- El número de muertos nunca se ha determinado, la mayor parte de los organismos oficiales afirmaron que hubo entre 20 y 40 fallecidos, pero los estudiantes que lograron escapar, declararon el 5 de octubre de 1968 que la cifra de muertos era de 150 entre civiles y 40 militares; hay quienes aseguran que hubo hasta 300 decesos.

3.- Más cifras. Unos 15 mil proyectiles fueron disparados (cifra oficial), estaban 8 mil militares presentes, además de 300 medios armados entre tanques, medios blindados y jeeps con ametralladoras, arsenal que fue utilizado en contra de un movimiento pacífico de gente desarmada, conformado en su mayoría por jóvenes.

4.- Una de las razones que provocaron la reunión en la Plaza de las Tres culturas fue la serie de represiones que hubo durante la segunda mitad del año contra las manifestaciones estudiantiles que exigían un cambio de modelo económico, un cese al autoritarismo del gobierno del país, muy similar a las que se realizaron años después en Chile, España o Israel.

5.- Es probable que el Batallón Olimpia lleve ese nombre porque estaba destinado a encargarse de la seguridad en las Olimpiadas de ese año. En 1989, durante el mandato de Carlos Salinas de Gortari, el actor (ya fallecido) Valentín Trujillo produjo la polémica cinta Rojo amanecer en donde se narraba la situación que se vivió en Tlatelolco, corazón del conflicto estudiantil en 1968 y que debió pasar por instancias gubernamentales para ser proyectada con escenas censuradas.

6.-Después de ese trágico día, todos los gobiernos mantuvieron los archivos militares cerrados, incluso durante la gestión de Ernesto Zedillo (1994-2000), pues cosa curiosa, él mismo fue uno de los manifestantes congregados en la Plaza de las Tres culturas, cuando tenía 16 años de edad.

Amiguitos y amiguitas, ya saben: sugerencias para que Díaz Ordaz y los demás implicados en magnicidio del 2 de octubre de 1968, ni siquiera estén en el infierno, que se queden por siempre en el purgatorio, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]

Luis Boffil
Periodista en Grupo SIPSE.
Ver más de Luis Boffil

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.