Martes, 6 de Diciembre del 2016

El Adoratorio de la Picota

Se encuentra ubicado en la gran plataforma del Palacio del Gobernador, entre este majestuoso edificio y el trono del Jaguar Bicéfalo.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

El Adoratorio de la Picota se encuentra ubicado en la gran plataforma del Palacio del Gobernador, entre este majestuoso edificio  y el trono del Jaguar Bicéfalo.

En el informe que el arqueólogo Alberto Ruz Luhillier elaboró en 1953 menciona que sobre la gran terraza se encuentran los restos de un adoratorio con un enorme monolito clavado y semicaído  que se suponía es un enorme falo.

Al practicarse la exploración y la restauración del basamento, también se realizó una intervención superficial con el objeto de precisar el perímetro del adoratorio y al mismo tiempo comprobar que la llamada picota no era una representación fálica sino una especie de columna desplantada sobre y en el centro del adoratorio. También se pudo observar que la parte superior es más plana y de mayor diámetro.

Es oportuno comentar que el arreglo especial de los conjuntos arquitectónicos de Uxmal durante le Período Clásico (800-1000 dC) regularmente son cuadrángulos, véase el Cuadrángulo de los Pájaros, el Cuadrángulo de las Monjas, el Grupo del Cementerio, el Conjunto o Grupo de la Casa de la Vieja, el Cuadrángulo del Palomar, etc. Estos arreglos son la representación del mundo, materializado en la arquitectura. Este arreglo lo complementa la gran diversidad de motivos y diseños naturales, geométricos y antropomorfos que en conjunto  reflejan y reproducen el discurso de los clanes en el poder. 

Lo más importante es que el  pequeño basamento cuadrado con la columna monolítica desplantada en el centro corresponde a la representación del ya’axche, la ceiba, el árbol mítico que tiene la posibilidad de conectar al inframundo -el lugar de la oscuridad y de la muerte-, con el mundo de los humanos y con el supramundo, el lugar que corresponde a la morada de los dioses. En este sentido podemos decir que los altares con una piedra monolítica se refieren a la representación de la ceiba o ya’axche que se materializa en una columna de piedra caliza. También representa el centro del mundo por estar ubicada en el centro de los cuadrángulos. 

De allí que la casa habitación y los arreglos arquitectónicos como los cuadrángulos reproducen los tres niveles cosmogónicos de los que dependía la existencia de los mayas. En conclusión, la picota no es un falo.

José G. Huchim Herrera
Arqueólogo. Director de la Zona Arqueológica de Uxmal
Ver más de José G. Huchim Herrera

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.