La creatividad, regalo divino

Cuando abrimos la mente se incrementan las opciones. Hay que decidirnos a sacar el máximo provecho a nuestros recursos...

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

La creatividad puede resolver casi todos los problemas. El acto creativo es la derrota de la costumbre mediante la originalidad.- George Lois, escritor

La creatividad es una cualidad maravillosa. Tenemos la capacidad de crear nuevos pensamientos, creencias y comportamientos. Tenemos el poder para escoger cómo queremos pensar y cómo queremos vivir. 

Lo más importante es que nos proporciona la fuerza para crear “conscientemente” una nueva realidad personal para liberarnos de lo que nos impide vivir en plenitud. Cuando ampliamos nuestra visión es como si nos eleváramos y viéramos el camino de salida de algún laberinto en el que estamos atrapados. 

Descubrimos ante nosotros alternativas para escoger alguna y vivir mejor con una actitud de superación constante. Nos damos cuenta de las muchas y diferentes maneras de interpretar y experimentar el mundo y tomar el camino que nos conviene HOY, no el que nos convenía en otros tiempos. Podemos decidir hacer algo diferente, que tenga un grado de dificultad y riesgo en lugar de hacer lo más fácil y “seguro”. 

Un estado mental creativo ofrece la fascinante posibilidad de que, sin cambiar nuestra vida, lo que se tiene que cambiar es la interpretación y perspectiva que le damos. Esto es, dirigir la creatividad, el ingenio hacia adentro en lugar de hacia afuera. Podemos ser creativos esforzándonos en vivir “despiertos” disfrutando tantas maravillas que brinda la vida para sacarle el mayor provecho posible al hecho de estar ¡vivos! Este estado  mental nos permite ver la variedad de recursos de los que disponemos; generar ideas, pensamientos y quehaceres nuevos, con una nueva manera de pensar, abierta y flexible. 

Cuando abrimos la mente se incrementan las opciones. Hay que decidirnos a sacar el máximo provecho a nuestros recursos. Cuántas veces vemos que una persona con alguna minusvalía grave obtiene logros y es más feliz y satisfecha que el más rico de los famosos, simplemente porque tiene una estrategia de más esfuerzo, positiva y creativa. 

¿Hasta qué punto sabemos afrontar la adversidad? Se dice que más se aprende del error que del éxito. Para mí, todo depende de lo que aprendamos de la caída, levantarnos e intentarlo de nuevo. Una persona creativa prueba muchas estrategias diferentes antes de llegar al fin deseado y aprende a sacarle el máximo provecho  a su inventiva, sea cual sea el reto al que se enfrente. La verdadera creatividad implica asumir riesgos. El mayor riesgo es no arriesgarse. ¡Arriesguémonos!

¡Ánimo! hay que aprender a vivir. 

Josefina Centeno de R. Valenzuela
Psicóloga, terapeuta.
Ver más de Josefina Centeno de R. Valenzuela

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.