Miércoles, 28 de Septiembre del 2016

Diez minutos de olvido

México no puede ser un país de olvidos, donde un día del año digamos ¡viva!, pero el pasado, y en nuestro presente ¡vivan! pero las noticias negativas.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

En total 364 días son los que la gente pasa quejándose de la falta de oportunidades, mala atención médica en hospitales públicos, escasez de material quirúrgico o de curación, falta de educación… y así podría enumerar durante toda mi colaboración las quejas y quejas de los mexicanos. Recordemos qué pasó el jueves por la noche, una noche donde cualquier mal recuerdo o experiencia quedó en el olvido. Ello me trae a la memoria una columna de hace unos meses que se tituló A México pan y circo y la conclusión de que los mexicanos no tenemos memoria.

¿Qué hubiera pasado si en vez de invertir miles, sino es que millones de pesos en juegos pirotécnicos, artistas invitados, etc., se hubieran destinado a los servicios públicos, salud, educación, cultura, inversión? ¿Por qué se no se es coherente con lo que se externó en el pasado? Se puede entender que es la conmemoración de un acontecimiento importante en el país, pero, como dice el dicho, “el horno no está para hacer bolillos”.

Por ello hubiera tenido mayor reconocimiento una celebración austera, pero que en las demás ramas de atención en el país se esté visualizando la inversión y la mejora. ¿Acaso es mejor un festejo de 10 minutos que 6 años de crecimiento? Considero que hay muchas cosas que sanar en el país, muchas situaciones a las cuales darles solución, incluso la administración de los recursos públicos debe de ser modificada, ya que el país no puede seguir con declives, parches en su presupuesto y devaluaciones del peso. 

México no puede ser un país de olvidos, donde un día del año digamos ¡viva!, pero el pasado, y en nuestro presente ¡vivan! pero las noticias negativas, crisis, desprestigios, errores sin perdón que sólo afectan a los mexicanos de la sociedad civil. México necesita una sociedad que trascienda para bien y tú eres parte de ella, motívate y cambia a México. Recuerda: la historia se hizo para no repetirse y hoy la historia se repite, lee, culturízate y cambia.

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.