La fundación de Paracho, Michoacán

Dicen que María se convirtió en una estatua de piedra, de la cual salía agua por la boca y oídos...

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

Hace mucho tiempo, hubo un grupo de personas que venía de Pajacuarán, Estado de Jalisco. Esta gente buscaba dónde establecerse para vivir. Se detuvo en un lugar durante un tiempo y habitaron en una cueva, pues no tenían casas.

Entre ellos vivía una muchacha huérfana llamada María Kachacha, de 10 ó 12 años de edad. La gente la regañaba mucho porque no tenía quien la defendiera y cuidara. Nadie la peinaba, por eso tenía liendres y piojos. Vivía con su patrón como criada. 

Como no había agua en este lugar, ella y los demás tenían que ir a buscarla en Aranza, un pueblo que estaba lejos de la cueva. Un día fue por el agua y pasó cerca de un matorral de donde salió un pájaro que le echó un poquito de agua en la cara. Mientras ella pensaba de dónde salió el agua, el pájaro repitió la acción. Entonces, María se acercó al matorral y vio una fuente de agua o pozo. 

María llenó sus cántaros y regresó a la cueva. Como no tuvo que alejarse mucho, tardó poco en llegar. Así lo hizo durante varios días. Algunas personas se dieron cuenta de que la muchacha no tardaba en regresar cuando iba por agua. Así que en una ocasión la espiaron y vieron el pozo también.

La gente fue con el sacerdote para contarle lo que pasaba. El dijo que  peinaran y bañaran a María para que la arrojaran en el pozo y la dejaran allí  hasta que muera. Esto es, porque existe la creencia de que si se arroja un alma en el lugar donde nace el agua, éste nunca se secará. Así lo hicieron y desde entonces el pozo está lleno de agua.

Dicen que María se convirtió en una estatua de piedra, de la cual salía agua por la boca y oídos. Se abrieron más pozos cerca del primero y de ellos también salió mucha agua. Fue entonces que la gente se trasladó a vivir en ese sitio y así se fundó Paracho, Michoacán.

Carlos Evia Cervantes
Maestro en Antropología por la Universidad Autónoma de Yucatán. Investigador de la Facultad de Ciencias Antropológicas. Conferencista sobre mitología, simbolismo, turismo en cenotes y cavernas. Ha escrito varios libros sobre esta temática. Explorador y estudioso de cavernas y cenotes. Ha contribuido a la formación de espeleólogos en Yucatán. En 1997 fundó el Grupo Espeleológico Ajau.
Ver más de Carlos Evia Cervantes

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.

1 COMENTARIO

Omar Herrera

Pajacuaran se encuentra en Michoacán, esa historia es mas hermosa,con gusto la comparto .Dr. Omar Herrera, cronista de Pajacuaran .Tzecanda en Facebook

Responder a este comentario0 | 0