23 de Mayo de 2017

Opinión

Mea culpa

En el Ayuntamiento de Mérida empiezan a dar señales de arrepentimiento y de penitencia, pues la semana pasada hubo varios cambios administrativos que ya se venían gestando.

Las palabras del patriarca Abraham (Génesis, 18:27) dicen: “Aunque soy polvo y ceniza me atrevo a hablar a mi Señor”; la ceniza en la religión católica simboliza la muerte, la conciencia de la nada y de la vanidad de las cosas, la nulidad de la criatura, el arrepentimiento y la penitencia. Los griegos, los egipcios, los judíos y los árabes, entre otros pueblos del oriente, acostumbraban a cubrirse la cabeza con ceniza en señal de luto o duelo. Desde el siglo XI la Iglesia de Roma coloca las cenizas al iniciarse los 40 días de penitencia y conversión.

En el Ayuntamiento de Mérida ya empiezan a dar señales de arrepentimiento, de penitencia y de intentar acabar con toda vanidad, pues la semana pasada hubo varios cambios administrativos que ya se venían gestando, por algún pecado de sus removidos, sobre todo de omisión, que suelen ser los más graves.

El ex director de Desarrollo Humano, Sergio Chan Lugo, se va de coordinador de asesores del alcalde de Villahermosa, Gerardo Gaudiano; en su lugar entra Asís Cano. Esta alternancia se realizó por la alianza que existe entre el alcalde Mauricio Vila y la senadora Rosa Adriana Díaz, el objetivo es destituir del Comité Directivo Estatal del PAN a Raúl Paz Alonzo; antes, en el Comité Municipal se realizó una reunión entra la senadora y el líder panista en Mérida, Jesús Pérez Ballote, con el visto bueno del operador político de Vila, Roger Torres.

La remoción del ex director del Rastro, Santiago Alamilla, tiene denominación de origen: pertenece al equipo de la exalcaldesa Ana Rosa Payán, que luego se reagrupó en torno a Salvador Vitelli, quien siempre contó con dos operadores, el político que es el coordinador de los regidores del PAN, Mauricio Díaz, y el ideólogo, que es Alamilla. Este grupo entra en conflicto, se menciona que Díaz le pide al alcalde la remoción de Alamilla, y para presionar solicita el apoyo a la regidora Milagros Herrera -del Movimiento Ciudadano y cercana a Payán Cervera- y solicita la remoción del funcionario en sesión de Cabildo. Entre los panistas se sabe que a Díaz ya le aseguraron que va por el Cuarto Distrito local y, de no cumplirse esta promesa, se iría como candidato de Movimiento Ciudadano.

El nuevo encargado del Rastro Municipal es el Profr. Rodolfo González, quien fue recibido con pancartas por algunos trabajadores del sindicato de matarifes, varios de quienes laboran en dos centros nocturnos de Mérida y están identificados con Carlos Herrera Chalé.

Cambiaron por tercera vez al director de Gobernación. Se sabe que hay averiguaciones sobre narcomenudeo en los nuevos antros instalados en el Centro Histórico con la complacencia de los inspectores. Después de que el Cabildo aprobó la remoción de funcionarios, el bar La Mentecata -al cual se relaciona con el ex titular de Gobernación Esteban Cámara- fue clausurado.

La Mentecata en su página de Facebook pidió a sus clientes que “no se pongan tristes, hay mentecatos y mentecatas para el rato”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios