25 de Junio de 2017

Opinión

Miradas hacia D. Bullebulle

Nos presenta un trabajo de investigación donde el humor, la risa, la burla y la sátira van de la mano con la imagen y el texto...

Compartir en Facebook Miradas hacia D. BullebulleCompartir en Twiiter Miradas hacia D. Bullebulle
Desde la universalidad sonriente, dirijo estas palabras al texto de la autora Yarely Bracamontes Cetina, quien con su libro El político en medio del bullicio. Configuración escrita y visual del personaje político en el periódico decimonónico D. Bullebulle (1847), nos presenta un trabajo de investigación donde el humor, la risa, la burla y la sátira van de la mano con la imagen y el texto para tener una mirada distinta hacia lo que acontecía en nuestra Mérida en 1847.

Se trata de señalar, de mirar con otros ojos aquello que ahora permanece constante y que años atrás fue móvil para la creación de un periódico distinto que vivió en las manos y mentes de un grupo de jóvenes, quienes, por medio de la sátira, buscaban mostrar la otra realidad social, las tensiones políticas y las dinámicas de poder que se encontraban latentes. Una vez más, la configuración del político, dentro y fuera de la sociedad, es motivo de atención.

A través de diecisiete caricaturas obtenidas de los dos tomos que dieron vida a D. Bullebulle durante un año, la autora realiza un análisis profundo de cada uno de los elementos que conformaron los inicios de dicho periódico, así como las influencias pasadas en las que se basa para fundamentar su labor. Sus letras guían nuestros ojos a manera de señalamientos y guiños a nuestro humor, haciendo de la lectura un ejercicio para descubrir. Se agradece el deleite visual que significa poder mirar con profundidad aquello que es tan criticable políticamente y que se expone en situaciones cuestionables y realidades satirizadas mediante la risa y la burla. 

Ocurre algo durante la lectura; entre alusiones, señalamientos, descubrimientos y reflejos. Comienza por un gesto facial, casi una mueca. Los músculos de la cara se contraen de manera que los ojos entrecerrados nos hacen lucir distintos y desde nuestro interior sentimos las vibraciones que posteriormente modifican nuestro semblante; reímos.

Según la Enciclopedia yucatanense, el primer tomo de Don Bullebulle se imprimió bajo la dirección de José María García Morales; posteriormente se hizo cargo de la impresión Gabriel V. Gahona, Picheta, el genial grabador.- N. del E.M

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios