Nuestra señora el agua

Siendo el agua muy importante en nuestra vida cotidiana, creo que es bueno que conozcamos algunas otras curiosidades de la llamada fuente de vida.

ENVÍA

El agua, palabra que proviene del latín “aqua”, es la molécula más abundante de todas las que integran a los seres vivos y su naturaleza físico-química. Su abundancia y distribución hacen de esta especie química la más importante de todas las conocidas hasta hoy. 

En la escuela nos enseñaron que el cuerpo humano está formado por 75 por ciento de agua, situación que nos asemeja a todos los seres vivos ya sean plantas o animales; todos tenemos una buena porción de agua para poder vivir. 

Desde niños quizá hemos estudiado las propiedades del agua y sus ciclos. Imagino que a la mayoría nos han enseñado que los estados del agua eran 3: líquido, sólido y gaseoso. Sin embargo, el agua es mucho más interesante de lo que nos han planteado y vale la pena conocer algunos datos científicos que nos permitirán aumentar en gran medida nuestro grado de asombro ante la famosa fórmula del H2O.

¿Alguna vez se ha puesto a pensar cuánta agua se necesita para producir los alimentos que consumimos todos los días?, pues bien aquí voy a permitirme compartir con usted parte de gran asombro del agua en todos lados. 

Se dice técnicamente que para producir una carne de hamburguesa de unos 150g se requiere utilizar unos 2 mil 400 litros de agua, para una porción de carne de res también del mismo peso se requieren 5 mil 665 litros, una porción de papaya de 200g unos 62 litros, 100g de yogurt 277 litros, una manzana 70 litros, un exquisito vaso de jugo de naranja de 200 ml. 170 litros, un huevo estrellado 135 litros de agua, 25g de tortilla 50 litros, 30g de arroz 100 litros, para producir 150g de pollo se requieren 585 litros y así cada alimento que consumimos requiere de grandes cantidades de agua para su producción.

 Hagamos un ejercicio para probar esta teoría: calculemos cuántos litros de agua se requieren para un desayuno. Veamos: un vaso de jugo de naranja (170 litros), un plato de papaya (62 litros), un par de huevos revueltos (270 litros), tres rebanadas de jamón (260 litros), tres tortillas de maíz (150 Litros), un vaso de leche (200 litros), 150g de chocolate (256 litros); el nutritivo desayuno nos viene costando 1,368 litros de agua. 
¿Asombroso verdad? Y siguiendo con los caprichos de la señora agua nos encontramos con datos muy interesantes; por ejemplo, a pesar de lo contradictorio que esto pueda ser, el agua caliente llega al estado sólido más rápido que el agua fría.

Si bien hay varios factores a los que se les atribuye este fenómeno, todavía no deja de sorprender a los científicos. También es sabido que el agua se congela a los cero grados Celsius. Sin embargo, con ciertos factores el agua puede continuar líquida muy por debajo de los 0º (como también puede quedar líquida a más de 100ºC que es su punto de ebullición). Para que los cristales del hielo comiencen a formarse necesitan puntos de nucleación. Estos pueden ser pequeñas impurezas en el agua (desde una pequeña burbuja de aire hasta impurezas microscópicas). Cuando al agua se enfría demasiado se le agregan puntos de nucleación, y el agua se convierte instantáneamente en hielo.

Siendo el agua muy importante en nuestra vida cotidiana, creo que es bueno que conozcamos algunas otras curiosidades de la llamada fuente de vida. La disponibilidad del líquido vital es muy dispersa, pues 97 por ciento del agua lo encontramos en los océanos y el 2 por ciento se encuentra congelada; se dice que el 80 por ciento se localiza en los continentes en la superficie y el 20 por ciento bajo de la tierra o en  forma de vapor. 

Los científicos aseguran que nuestra gran canica azul contiene aproximadamente unos 525 mil millones de kilómetros cúbicos del vital líquido y que la cantidad de agua que contiene el planeta no ha disminuido ni aumentado cuando menos en los últimos dos mil millones años. Un dato técnico que asombra sobre todos a los varones es que para poder producir un barril de cerveza se requieren 5 mil 680 litros de agua, para producir un solo huevo de gallina unos 450 litros y 200 litros para poder producir un litro de conocido refresco de cola. Se estima que cada día el sol llega a evaporar poco más de mil millones de toneladas de agua en la atmósfera y que ahí permanece el agua hasta que vuelve a la superficie en forma de lluvia.

Ramón Pérez
Comunicólogo.
Ver más de Ramón Pérez

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.