Pensemos en el futuro de La Plancha

El parque deberá proveer de espacios adecuados para la recreación pasiva y activa para personas de todas las edades...

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

La presencia del interés de convertir los terrenos de La Plancha en un parque urbano, elemento ausente de la estructura urbana de nuestra ciudad, en la que sólo existen cientos de pequeños jardines, nos obliga a impulsar un esfuerzo concurrente para alcanzar un producto que realmente satisfaga los deseos de los habitantes de Mérida, especialmente los de los moradores de la superficie que rodea este espacio, con un radio del orden de los dos kilómetros a su alrededor.

Como principal equipamiento, además de la importante cobertura arbórea, el parque de La Plancha deberá proveer de espacios adecuados para la recreación pasiva y activa para personas de todas las edades. Deberá cumplir con las expectativas socio culturales de los habitantes de Mérida, teniendo como marco de referencia que las actividades que en él se efectuarán serán verdaderas manifestaciones sociales, culturales, deportivas e incluso políticas, todas ellas como elementos para estimular el encuentro, la convivencia y la comunicación directa entre los ciudadanos.

Este parque, en el que muchos soñamos, será parte de la configuración del paisaje urbano e incidirá en el nivel de amenidad de la ciudad y sus colonias. Para ello se deberá proyectar un espacio agradable, limpio, seguro y bien equipado, que satisfaga las diferentes perspectivas de los habitantes de Mérida.

En el proceso de diseño es importante definir las actividades que se desarrollarán en el parque, obtenidas a través de entrevistas, encuestas y talleres de participación abierta, analizando y satisfaciendo las necesidades de la población en materia de recreación, descanso y actividades físicas y deportivas, complementadas por actividades y eventos culturales.

El parque deberá tener lugares para sentarse, espacios para conversar, lugares para recreación pasiva, kioscos, pequeños equipamientos comerciales en puntos no conflictivos, servicios sanitarios, teléfonos públicos, mobiliario urbano, botes de basura, andadores y senderos con una traza atractiva, equipamientos deportivos de varios tipos, estacionamientos, equipamientos de vigilancia, amén del importante diseño de la cobertura arbórea, necesariamente endógena y con especies importantes y sin mucha variedad.

Humberto Sauri Duch
Ingeniero civil, Especialista en problemas ambientales, Ex alto ejecutivo de Ingenieros Civiles Asociados (ICA).
Ver más de Humberto Sauri Duch

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.