Martes, 6 de Diciembre del 2016

La razón de ser 'nini'

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico señala que 22 de cada 100 jóvenes mexicanos ni trabajan ni estudian, es decir son 'ninis'.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

Es muy preocupante el dato de que “más del 50 por ciento de los jóvenes mexicanos no completan el ciclo de la educación secundaria, el porcentaje más elevado de los 34 países de la OCDE”. Igualmente, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico señala que 22 de cada 100 jóvenes mexicanos ni trabajan ni estudian, es decir son “ninis”, superando por mucho la media de este indicador en los demás países miembros de la OCDE. Curiosamente, las mujeres tienen cuatro veces más probabilidades de formar parte de este grupo; lo que hace suponer que el fenómeno tiene que ver con la asignación tradicional de roles de los hombres y las mujeres en nuestra sociedad machista.

Estos alarmantes datos sólo vienen a confirmar lo que los maestros exponen reiteradamente en las sesiones del Consejo Técnico Escolar y que tienen que ver con la deserción y el rezago educativo de los alumnos. Tratando de explicar razonablemente la baja calidad de la educación que se obtiene de diferentes mediciones hechas por instituciones y organismos especializados en educación a través de diferentes pruebas aplicadas a los alumnos, tenemos que reconocer la existencia de diferentes factores que inciden en el aprendizaje y que no es solamente el maestro el culpable de todo el desastre.

Analicemos, aquí en Yucatán, según los resultados de la primera evaluación hecha por el INEE y la SEP a los maestros, un alto porcentaje resultaron como “destacados”, otro elevado número salieron como “buenos”, un pequeño grupo quedó como “suficiente” y un reducido número como “Insuficientes”. La lectura académica nos demuestra la excelente calidad de nuestros educadores. Sin embargo, después de dos ciclos escolares en que las escuelas implementaron un “Plan de Mejora” en donde plasmaron acciones específicas para superar el rezago y otros rubros que representaban focos rojos para atender urgentemente en sus escuelas, las evaluaciones diagnósticas que aplicaron los maestros y la oficial Planea nuevamente nos muestran números decepcionantes en cuanto al dominio de conocimientos de los alumnos. ¿Qué pasó?

Las respuestas pueden ser muchas, pero no olvidemos nuestra realidad social donde los alumnos pasan mucho tiempo sin la vigilancia de sus padres, o bien cuidan hermanitos o trabajan para ayudar en el gasto de la casa. Un fuerte reto para superar. ¿Verdad?

Alejandro Castro
Maestro de educación primaria y secundaria.
Ver más de Alejandro Castro

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.