Respiro a los maestros

La CNTE, de la mano de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados y sus senadores, ya tiene lista una propuesta de modificaciones a la reforma educativa.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

El anuncio de que el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) no aplicará la evaluación docente a un segundo grupo de maestros en este ciclo escolar 2016-2017 confirma la fuerte presión política que la CNTE le está aplicando al Gobierno Federal por el rechazo a la reforma educativa. La decisión sirvió como válvula de escape para dejar tranquilo al magisterio que, en los últimos meses y tras malas decisiones como intentar dejarlo fuera de los incrementos salariales al estímulo de Carrera Magisterial, se sumó a las protestas de la CNTE, lo que preocupó a la cúpula política ante la posibilidad de una revuelta más generalizada en los demás estados.

De entrada, la CNTE, de la mano de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados y sus senadores, ya tiene lista una propuesta de modificaciones a la reforma educativa, pues consideran que es una prioridad nacional que el Congreso de la Unión debe revisar y atender al inicio de sus sesiones. Entre sus consideraciones, Miguel Barbosa, coordinador de los senadores del PRD, recordó que la reforma educativa aprobada en 2013 ni siquiera se originó y discutió en el Congreso, simplemente se acordó en el llamado Pacto por México. Insisten en la necesidad de dar autonomía real al Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), que ahora está subordinado al Gobierno Federal. Consideran que una verdadera evaluación debiera primero valorar al sistema educativo en su conjunto y no solamente a los maestros.

A la estrategia del PRD se ha sumado un grupo de legisladores del PAN que se han pronunciado por hacer cambios en rubros como: el sistema de información y de gestión, el Fondo de Aportaciones a la Educación Básica y del Modelo Educativo, las atribuciones de las autoridades, la educación normal, la formación continua de docentes así como la rendición de cuentas de directores. En sentido contrario, el coordinador parlamentario del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, manifestó que “no están de acuerdo con abrir la reforma educativa, nos costó mucho trabajo, mucho esfuerzo; más de un año y medio de trabajo de la Comisión de Educación, con Estudios Legislativos. Fue más de un año y medio que estuvimos debatiendo, se hicieron foros de toda índole”. Con sus palabras sólo confirmó lo expresado por su colega Miguel Barbosa en el sentido de una reforma educativa impuesta y no consensada con los maestros. A esperar entonces, con mucho optimismo, los trabajos del Congreso.

Alejandro Castro
Maestro de educación primaria y secundaria.
Ver más de Alejandro Castro

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.